Comparte:

La dulzura de tus besos encendió mis deseos de tenerte junto a mí en esta amistad tan pura que aumenta nuestra ternura y nuestro cariño sin fin. Hace poco esa amistad aumentó y con ella nuestra ansiedad de volver a repetir esos momentos tan tiernos que queremos que se vuelvan eternos y poder sentirlos para siempre. Todo era tan natural y tan libre de maldad, como una oración que llenó ese momento de un sentimiento hermoso que vino desde el corazón. Árboles sin hojas, nuestras vidas truncadas y el frío llegando, porque con el invierno presente, la gente se lamenta y entristece. Quedando la esperanza del breve cambio de esta época presente y que, con la primavera, finalice esta espera. Pero los cambios conllevan tiempo. Cada año se renueva y nos pone a prueba en las duras tristezas de estas nuestras quimeras. Esta es nuestra vida, sea oscura o colorida y, a la vez que sigue casi igual, poco a poco encuentra el curso y el destino final.

            La palma curva de mi mano era la concha que cubría su seno que se mantuvo dulce y puntiagudo en su corazón, como una flecha que sabe su objetivo, su anhelo. Como un sueño, esta es la imagen que dura en los recuerdos que guardo dentro de mí, desde esos momentos de locura que son dulces para mi pensamiento. Momentos que importa no olvidar, porque fueron momentos de placer que le dieron encanto a nuestra vida y que aún hoy guardamos en nuestra memoria, porque tanto endulzaron nuestra historia, que buscábamos que se cumpliera con amor. Tus dedos nocturnos desvelan secretos de un rocío que gotea en una búsqueda incesante del deseo del amante, sus anhelos tejiéndose con hilos traslúcidos que despiertan el calor de alguien a quien adora, que en la larga espera sufre y se desespera por tan larga demora. Pero el tiempo que pasa aumenta el desenfreno de este cuerpo ardiente, que sufre con avidez la presión de un deseo urgente. De escalofrío en escalofrío, aumenta el calor en el cuerpo de cualquier mujer.

            Comienza con un simple beso que aumenta el deseo si lo das en la nuca. Una caricia en el cabello, si se hace con cuidado también es una condición y, si pasa por los senos, aumenta sus deseos al aumentar la tensión. Y este maravilloso cuerpo, que es fuente de alegría para la pareja que se ama, debe ser acariciado por completo para ser apreciado y mantener encendida la llama. Reflejada en mi mirada, tu amada imagen, sentí la ternura de mi parpadeo, como el presagio de un deseo, algo salvaje. Estaba tan cerca de ti, que en el reflejo, el lento cariño estaba en tus párpados de tal manera que tu abrazo cóncavo apretó mi cuerpo como esa risa tuya que me inspira. Y, por eso, me sentí tan emocionado como cada vez que me encuentro frente a ti o a tu lado, atrapado en tu deliciosa imagen que me lleva a tantas locuras. El sonido del silencio perturbado por los recuerdos del pasado acompaña la tristeza de mis días con colores de todos los matices de mis días felices e infelices y de tantas, tantas fantasías. Como estos días de otoño que invitan al abandono total en el paso al invierno, con sus días en los que empieza a aparecer el frío que nos hace sentir un cierto vacío y convierte nuestra vida en un infierno.

            Pero aquí se está formando en nosotros una quimera con la esperanza de que surja la primavera. Que transformará la vida en una ilusión porque en esta espera, nuestra vida siempre será procesada en el deseo de que se cumpla con la llegada del calor y las alegrías del verano, a veces sin darnos cuenta como si fuera un torbellino, un inconsciente está latente a lo largo de nuestra vida y, sin que lo queramos, en nuestra condición de humanos, lo domina sin medida. Y tan subrepticiamente condiciona nuestra mente. Sin siquiera pedir permiso porque toma decisiones por nosotros que siempre causan preocupación por su sentencia. No le importa que al final veamos cuánto daño nos causó, lo importante es estar atentos siempre y en todo momento para no engañarnos. Por eso, estemos atentos a que si ve la puerta abierta no rehuya entrar, ya sea de broma o no. La forma redondeada del pecho comenzó a escapar sin miedo, tocando los suaves bordes del camisón, como la suavidad de la carne rebelde pensó que era en ese momento, su turno, de mostrar el perfume que emanaba de él. La blancura del sol se contradice en esa bella imagen que allí se muestra. Causó en nosotros tal exaltación Como si fuera una nueva tierra prometida Que nos mostró las maravillas de esta vida Y toda la encantadora belleza de la creación. En otras palabras, vivir sin sueños es como dormir frío y sentir el alma, pero tener el pecho vacío es como comer sin hambre y morir de aburrimiento.

            Es besar a alguien, sin sentir deseo porque por mera casualidad, surgió la oportunidad y ante tanto dolor, no encontrar remedio. Es escuchar a alguien impaciente hablar de un tema con incompetencia, es entrar en un mundo lleno de peligros en vivo. Dónde estará la frontera entre sueño y realidad y el momento en que lo real se convierta en irreal las preguntas que se formularon en Identidad sin poder encontrar la respuesta final. Cuántos misterios enfrentamos en nuestra vida diaria sin que podamos encontrar una respuesta concreta, porque en nuestra mente todo representa una fantasía, sin que para tantas preguntas consigamos encontrar la meta. Cosas importantes para cualquiera que se centre en estos temas que acaban convirtiéndose en problemas a los que no se les encuentra solución. Ante nuestra incapacidad para comprender tales cuestiones, que se convierten en las más difíciles, ya que están fuera del alcance de nuestra condición, vivo una vida sin motivación, dejando que mi corazón se seque y termino muriendo.

            Una vez, en un hermoso jardín, mientras arrastraba mi atonía, sentí, como cruel ironía, el sol saliendo contra mí y, humillado por la belleza de la primavera ebria de color, allí castigué a una flor…¡La insolencia de la naturaleza! Sin embargo, en la cama se multiplican mis pensamientos hacia ti, mi amada inmortal, tan felices como tristes, esperando a ver si el destino quiere escucharnos. Vivir solo es posible para mí, ya sea completamente contigo o completamente sin ti. Quiero llegar lejos hasta poder volar en tus brazos y sentirme en un lugar que es sólo nuestro, pudiendo enviar mi alma al reino de los espíritus rodeados de ti. Estarás aún más de acuerdo conmigo porque conoces mi fidelidad y que ningún otro poseerá jamás mi corazón; nunca, nunca ¡Oh Dios! ¿Por qué vivir separados cuando amas así? Mi vida, igual aquí que en el pasado sintiéndome sola, angustiada. Amor, me has hecho al mismo tiempo el ser más feliz y el más infeliz. He necesitado certeza en mi vida durante mucho tiempo. ¿No sería esa una definición de nuestra relación? Ángel, me acabo de enterar que el correo sale todos los días y eso me hace pensar que recibirás la carta pronto. Mantén la calma, al contemplar nuestra vida con confianza, lograremos nuestro objetivo de vivir juntos. No te preocupes, ámame. Hoy y siempre, tanta ansiedad y tantas lágrimas pensando en ti, en ti, en ti, mi vida.

EL DÍA TRECE NO ES MI DÍA

Día trece, día triste.

donde del frío, si no puedes resistirte

y en el que cae la fina lluvia.

Día característico del invierno,

donde la soledad es el infierno

y en ella la vida desaparece.

Donde la evasión

sugerida al corazón

ni siquiera está permitida,

pero en el que el refugio está en casa.

Viene de una manera saludable

a darle mayor sentido a la vida.

Aquí, consuelo y paz,

y a nuestra vida trae

tranquilidad y cariño.

Y en su recoveco tan dulce

me siento bien y lo confieso,

ni siquiera estoy sola,

¡Hay tantos recuerdos

de personas y emociones

que aquí se vivieron!

que llenan toda la casa

y hasta el calor de la chimenea

me trae recuerdos queridos.

Nunca dudes del corazón fiel.

Por supuesto que la vida es buena

y la alegría, la única emoción indescriptible.

Por supuesto que creo que eres hermoso.

En ti bendigo el amor a las cosas simples,

claro que te amo y tengo todo para ser feliz,

pero resulta que estoy triste

cierto tiempo, pero a largo plazo la alegría

nos da personas y cosas,

luego se recuperan las cosas y las personas

la alegría que requiere

Más que una mano extendida,

más que una hermosa sonrisa,

más que la alegría de compartir,

más que soñar los mismos sueños,

o doler los mismos dolores.

Mucho más que el silencio que habla

o la voz que calla para escuchar,

La amistad es el alimento que sacia nuestra alma

y nos lo ofrece alguien que cree en nosotros.

Francelina Robin

1 thought on “ANSIEDAD

Deja un comentario