Ya está aquí el rojo cereza – A TODA COSTA

Comparte:

El cerezo es un árbol de hoja caduca que puede llegar a alcanzar los 20 metros de altura y 0,60 metros de diámetro.

La corteza de su tronco es lisa y de un marrón oscuro con tonos rojizos muy característico.

En la época de floración (abril – mayo) esta luce una atractiva coloración blanca, con cinco pétalos, hermafroditas, agrupadas en corimbos, de fecundación cruzada por insectos normalmente abejas.

Pero vayamos a su fruto las <<cerezas>>, su período de recolección es corto y depende mucho de las condiciones de temperatura, lluvias, y otros componentes meteorológicos.

No maduran fuera del árbol, por lo que deben recogerse en su punto, lo que la hace muy perecedera en los mercados.

Su origen parece remontarse a la colonia griega de Kerasos, en la costa del Mar Negro, posteriormente su cultivo fue llevado a Roma por el general Lúculo, y desde allí se propagó por todo el imperio romano. 

Con los años se extendió por Europa debido a las migraciones y también a las aves, grandes consumidoras de cerezas por su color y sabor. En la actualidad se cultiva en países de clima templado, siendo los mayores productores Turquía, Estados Unidos, Italia, España, México, Alemania y Francia.

En España hay que destacar las cerezas del “Valle del Jerte”, famoso por su belleza en época de los cerezos en flor y por la calidad de su fruto, en sus tiempos en el “Alto Palancia” (Castellón), se producían sabrosas cerezas aunque hoy ha pasado a ser un cultivo minoritario.

Es rica en vitamina “C” y vitamina “A”. 

El componente principal de la cereza es el agua, que se encuentra en un 80%. Un nutriente importante son los hidratos de carbono, entre los cuales, cabe destacar su alto contenido en fructosa.

Los minerales más abundantes son el magnesio y el potasio, junto a su alto aporte en flavonoides y ácido elágico del grupo de los polifenoles, ambos excelentes antioxidantes. 

Francisco Ponce Carrasco

Deja un comentario