Necesidades especificas a trabajar en los relatos

Necesidades especificas a trabajar en los relatos

Toñy Castillo

La necesidad de afecto: Según Maslow (1982) la persona necesita sentirse comprendida y amada. Pero tambien reconocido y autorealizado. Todos y cada uno de nosotros/as, necesitamos sentirnos parte importante de un entorno, en situación de enfermedad esta búsqueda, se ve incrementada y la sensación de ser estimados/as es estímulo y a la vez, un apoyo para enfrentar situaciones que nos preocupa. Haciéndose imprescincible respuestas basadas el en afecto y respeto y claridad en beneficio del acompañamiento a nuestros alumnos/as.

Muchos motivos de preocupación del niño/a o joven solo serán revelados a sus interlocutores si estos se muestran sensibles y atentos para comprender lo que subyace detrás de sus comentarios y en las dudas o temores no expresados.

Se ha de tener en consideración como educadores: Que las personas delante de cualquier pérdida de estabilidad se buscan apoyo de comprensión para sentirse un poco más protegidos frente a sus miedos. El estado de estrés que un sujeto muestra no puede predecirse adecuadamente a partir solamente de la intensidad de sus fuentes hemos de leer sus caras.

La necesidad de empatía: Para ser conocidos/as, comprendidos/as y reconocidos/as delante de las circunstancias que les rodean y los sentimientos que el miedo a lo conocido o desconocido provoca, a la enfermedad en sí, a los tratamientos… incertesas.

La necesidad de conocimiento: En multitud de ocasiones el desconocimiento de lo que comporta las diferentes patologías provoca una situación de angustia y de impotencia delante de las mismas.

Delante de un proceso de enfermedad la información dada ha de ser clara, didáctica y entendedora, evitando los tecnicismos e intentando marcar las pautas claras del entorno necesario para el bienestar.

La adversidades en salud en niños/as y jóvenes, pueden provocar episodios de introspección o respuestas apáticas, en ocasiones, no desean comunicarse e incluso, manifiestan desazón en la implicación de trabajos, propuestas o juegos, en estos casos, se han de estimular para que puedan expresar sus temores con naturalidad, facilitándoles un ambiente de seguridad afectiva que favorezca su salud anímica y repercuta sobre su estado general, por este motivo, elementos de imaginación y creatividad están de estar presente en los relatos como parte del proceso de curación, paliación o consuelo.

Las claves de intervención, ha de garantizar que tenga herramientas en su entorno para poder afrontar la información que ha de asumir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
WhatsApp
FbMessenger