LITERATURA ESCRITA POR MUJERES

Comparte:

Oh, pero no podéis comprar hasta la literatura. La literatura está abierta a todos. No te permitiré, por más bedel que seas, que me apartes de la hierba. Cierra con llave tus bibliotecas, si quieres, pero no hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente.

Virginia Woolf

Desde la antigüedad las mujeres han utilizado la escritura como un medio para expresarse y dar voz a sus pensamientos e ideas, a pesar de las barreras sociales y políticas que a menudo han enfrentado. La literatura escrita por mujeres ha sido utilizada como una herramienta de lucha por la igualdad de género:  la fuerza y la voz femenina en la literatura no solo han dado vida a personajes complejos, sino que también han servido como vehículos para abordar temas relevantes y críticos, como el feminismo, la identidad, la opresión y la lucha por la igualdad. Muchas escritoras han utilizado su obra para cuestionar y desafiar las ideas tradicionales sobre el papel de las mujeres en la sociedad y para crear una imagen más completa y diversa. Todas estas ideas han ido cambiando por fortuna a lo largo de los siglos. ¿Por qué es importante la literatura femenina? Para mostrar la realidad social. No obstante, la mujer y su obra literaria a menudo se ha visto ninguneada y no ha sido valorada tal es el caso de que en los libros de texto de Educación Secundaria y Universidades aparecen muy pocos ejemplos de literatura femenina. Debemos tener en cuenta el canon literario que ha sido llevado a cabo en su mayoría por hombres editores, académicos, libreros… La consecuencia ha sido la exclusión de las mujeres de textos de los libros de referencia, aquellos que transmiten unos modelos sociales y culturales, como los manuales de la ESO, que determinan una visión de mundo donde las mujeres no están presentes. Así lo confirman los resultados generales del análisis, con un 12,8 % de presencia de mujeres en los libros de texto de la ESO. A veces cuando determinadas escritoras femeninas han despuntado han podido brillar en la oscuridad, estas siempre han sido sometidas a un cuestionamiento de su propia identidad como mujeres y se les ha tachado de raras, locas o «pocas mujeres». De aquí proviene la expresión «el tercer sexo», ya que su producción literaria poseía un alto grado de calidad y de interés; al haber muy pocas escritoras en el canon, no aparecen tampoco en los libros de texto que todos los estudiantes manejan como fuente de información válida. Los estudiantes adolescentes se encuentran con la ausencia de modelos de escritoras a las que imitar, cuyos textos les ayuden a comprender quiénes son, con cuyos personajes y vivencias se puedan sentir identificados. Esta exclusión no solo atenta contra las mujeres sino contra uno de los valores principales de la democracia: la meritocracia. Tal y como apunta Redondo (2001: 198) “la escritura de las mujeres españolas […] ha incorporado el universo de los sentimientos, de los valores éticos-morales y de lo divino”. Y si, no olvidemos que la cultura es “una de las formas de memoria colectiva” (Lotman, 1998b: 154), una cultura que no reconoce las contribuciones que las mujeres han hecho y, por tanto, no guarda memoria de ellas, es una cultura falseada e incompleta de cara a las futuras generaciones. Por ello este artículo quiere rendir homenaje a algunas de ellas, mujeres excluidas y a otras que si fueron incluidas en el canon literario. El primer paso para recuperar y restaurar la tradición cultural de las mujeres es conocerla y divulgarla y para ello, la Enseñanza Secundaria es un instrumento esencial. Afortunadamente hay varios proyectos trabajando en esta línea para dar visibilidad a la obra literaria de estas mujeres olvidades, podemos citar a un grupo de la Universitat de València que está desarrollando una base de datos que permita incorporar las mujeres que faltan a los contenidos de la secundaria. El objetivo es presentar un modelo de los contenidos de la Educación Secundaria Obligatoria en el que la participación de las mujeres sea visible. Esta revisión de contenidos probablemente más adelante se extienda a los estudios universitarios y a la historia. Por tanto, la visión sobre la mujer que aparece en casi toda la literatura publicada hasta el siglo XIX es la que los hombres escritores ofrecieron sobre ella. Se pierde todo un legado cultural previo importantísimo. Si un estudiante llega a conocer la existencia de la obra literaria de determinadas escritoras no será precisamente dentro del aula, sino al salir de ella asistiendo a seminarios, tertulias, congresos…  

Existe un proyecto de trabajo acerca de Las Sinsombrero. (Nacidas entre 1898 y 1914), el nombre responde al gesto de quitarse el sombrero en público que protagonizaron Federico García Lorca, Salvador Dalí, Maruja Mallo, y Margarita Manso en la Puerta del Sol de Madrid. Este gesto implicaba, sobre todo para las mujeres, una expresión de rebeldía hacia la sociedad: por un lado, airear y dejar libre la cabeza (las ideas, la creatividad) y por otro lado, eliminar algo impuesto por el hecho de ser mujeres (relacionándolo con su papel de esposas y madres). El objetivo del proyecto consiste en recuperar y dar voz al legado de las escritoras españolas de la primera mitad del siglo XX, y en particular a las mujeres que formaron parte de la generación del 27, cuyos nombres han sido olvidados por la historia de la literatura y el canon, a continuación enumero a algunas: Josefina de la Torre, Remedios Varo, Clara Campoamor, Ernestina de Champourcín, María Teresa León, Rosa Chacel, Luisa Carnés, Clara Campoamor, Carmen de Burgos, Concha Méndez, María Zambrano y las artistas: Maruja Mallo, Margarita Gil Röesset…

A pesar de todo lo indicado anteriormente relacionado con el olvido y el silencio de las mujeres en la historia de la literatura, existen otras escritoras que ya, afortunadamente, forman parte del canon de la literatura universal por derecho propio y han marcado mi trayectoria profesional y personal y con frecuencia les hago algún que otro homenaje y escribo sobre ellas en algunos de mis libros. A continuación les cito a algunas de ellas:.

Endereida o  Enheduanna (2285-2350 a.c.) Es la primera mujer de la historia de la que se conoce que detentó el título de “Sacerdotisa En“, un papel de gran importancia política que a menudo llevaron las hijas de la familia real​ que dominaba en Mesopotamia Los eruditos en historia y literatura la consideran como la autora y poeta más antigua cuyo nombre se conoce, debido a que en sus poemas y demás trabajos escritos en caracteres cuneiformes sobre tablillas de arcilla firmaba con su nombre.

Mención especial merece la escritora muy importante en Grecia: Safo, (También llamada Safo de Mitilene o de Lesbos; Lesbos, actual Grecia, s. VII a.C. – id., s. VI a.C.) Poetisa griega. De ella se conservaron 650 versos, extraídos de citas tardías y del moderno estudio de papiros.  la poeta a quien Homero llamó «la décima musa». Rememoremos unos versos de su poema más famoso: Oda a Afrodita:

 ¡Tú que te sientas en trono resplandeciente,
inmortal Afrodita!
¡Hija de Zeus, sabia en las artes de amor, te suplico,
augusta diosa, no consientas que, en el dolor,
perezca mi alma!

Murasaki Sikibu siglo XI: Escritora japonesa, autora de una de las primeras novelas de la historia de la Literatura Universal: Historia de Genji Monogatari. En ella se narra la vida del príncipe Hikaru Genji –que representa el ideal del cortesano–, su búsqueda de la belleza y del amor.

De las escritoras de la Edad Media podemos decir que tienen en común, que, por su privilegiada situación familiar, tuvieron acceso a una destacada escolaridad, para nada común en su época y el dominio del latín o el griego, las puso en contacto con obras de la literatura clásica. Caben destacar algunas como: Hrotsvitha de Gandersheimh fue una religiosa benedictina alemana. Es considerada como la primera persona en escribir un drama desde la antigüedad. Eloísa de Paráclito (Paris 1101-Nogent Sur -Sine 1164), una bella mujer dotada de una cultura excepcional para su época.

Las religiosas de los S, XVI y XVII que lucharon por encontrar su voz y ser oídas «desde espacios que, se suponía, representaban el modelo de la más pura ortodoxia patriarcal, es decir, los conventos». Tenemos los ejemplos de: Santa Teresa de Jesús, Sor Juana Inés de la Cruz y Concepción Gimeno: Las literatas tenemos en contra nuestra a los estúpidos, los ignorantes, los burlones de oficio, los pedantes de profesión… los hombres de ideas rancias y las mujeres necias…

La literatura escrita por mujeres tiene un desarrollo muy importante desde el siglo XIX la visión sobre la mujer que aparece en casi toda la literatura publicada en este siglo es la que los hombres escritores ofrecían sobre ella. Cabe la pena mencionar a la escritora Rosalía de Castro y a las precursoras del best seller como son los casos de: Agatha Christie (1890-1976) y Corín Tellado (1927-1009) Escritora española de novelas románticas. Es la escritora española más leída después de Miguel de Cervantes y figura en el Libro Guinness de los Récords-1994.

Afortunadamente ya en la primera mitad de siglo XX, las cosas habían cambiado drásticamente también marca el comienzo de la lucha feminista.  Cabe la pena que mencione a una increíble escritora que marcó mi adolescencia y juventud y sus libros han sido y son un manual de cabecera de mi biblioteca particular, ella es la escritora londinense Virginia Woolf comienza en 1905 a escribir para el suplemento literario del Times, y 10 años después publica su primera novela. Entre sus obras más conocidas quiero citar:  Una  habitación propia,  escrita en 1928, este es un ensayo feminista dedicado a las escritoras que debieron encontrar su lugar en el mundo literario de hombres. Woolf critica, con el material volcado en su libro, las condiciones a las que se vieron reducidas las creadoras mujeres, que vivían en la discriminación y sin ningún tipo de autonomía. Así, se lee por ejemplo en su obra: «Una mujer debe tener dinero y una habitación propia para poder escribir novelas; y esto, como veis, deja sin resolver el gran problema de la verdadera naturaleza de la mujer y la verdadera naturaleza de la novela. Debido a mi admiración por esta inigualable escritora quiero comentarles un pequeño secreto, en mi novela Lluvia en el corazón/Rain in the heart dediqué uno de los capítulos a esta gran mujer feminista y literata de alto nivel. Del mismo modo en mi poemario: Pétalos de violeta publicado con Granada Costa en el capítulo de: Violetas destacadas escribí y dediqué el poema que les muestro a continuación:

DIA DE SOMBRAS

A Virginia Woolf

Las sombras del día/se extienden sobre el cielo de/ la ciudad gris,/con aviones enemigos./La mujer de ojos azul grisáceos,/ como el halcón, mirada aniñada,/ melancólica./Manto de locura/ te reviste con premura./Indomable es su coraje./Camina con piernas largas como hayas,/como Vita rutilante, rosada,/como un racimo de perlas./Memoriales de palabras:/Hamlet, Ofelia, gasolina, garaje,/Leonard, Vanesa, Entre actos,/Alhambra, cartas…/John la vio pasar camino al río./Abrigo de piel, botas Wellington,/junto a su bastón /que depositó en la orilla/junto a hierba húmeda.///Las piedras llenaban sus bolsillos,/no flotaría como Ofelia./“La vida es un sueño, el/ despertar es lo que nos mata”./¡El rio Ouse te aguardaba!

Quiero mencionar a otras escritoras que son un referente de suma importancia para mi trayectoria literaria como: Marguerite Yourcenar (1903-1987) Consagrada escritora francesa nacida en Bélgica. Su mayor obra: Memorias de Adriano, En 1949, Simone De Beauvoir publicó El segundo sexo, un ensayo que trata sobre cómo se concibe a la figura femenina en el mundo. Doris Lessing “Memorias de una superviviente”, “El cuaderno dorado”, Alice Munro con el libro: “Demasiada felicidad”.

En el ámbito contemporáneo español me rindo una fiel admiradora y lectora de grandes novelistas que son ejemplo para mi trayectoria literaria como: Julia Navarro “La Biblia de barro”, “Dispara, yo ya estoy muerto”, “Historia de un canalla”. Almudena Grandes “Atlas de geografía humana”, “Los aires difíciles”, Rosa Montero con las novelas: Te trataré como a una reina,  La loca de la casa, El peligro de estar cuerda, Crónica del desamor, María Dueñas “El tiempo entre costuras”,  Dolores Redondo con su “Trilogía del Baztán”, Ana Merino Premio Nadal 2020 con el “Mapa de los afectos”….

OBRAS ADAPTADAS A LA PANTALLA

Para gustos los colores, otros lectores prefieren tener un referente audiovisual que les ayude a imaginar la historia que leen, sobre todo cuando hay muchos personajes porque a veces tendemos a liarnos. Les cito algunas de las obras literarias más conocidas adaptadas al cine: Mujercitas de Louisa May Alcott, La casa de los espíritus de Isabel Allende, Orgullo y Prejuicio de Jane Austen, Lo que el viento se llevó de Margaret Mitchell, Los juegos del hambre de Suzanne Collins, El diario de Bridget Jonesde Helen Fielding, Mary Poppins de Pamela Lyndon Travers, Ana de las tejas verdes de Lucy Maud Montgomery…

Ana María López Expósito

3 thoughts on “LITERATURA ESCRITA POR MUJERES

  1. Genial. Muchas gracias por este artículo, Ana María López Expósito. Me ha gustado. ¡A seguir produciendo literatura de calidad!

Deja un comentario