ENTREVISTA AL DIRECTOR DE ORQUESTA Y COMPOSITOR ALEXIS SORIANO

Comparte:

Queridos lectores del Granada Costa, para esta ocasión tengo el enorme privilegio de entrevistar al Director de Orquesta y Compositor Alexis Soriano Monstavicius (Hipano – Lituano). Siendo uno de los directores de orquesta Españoles más destacados de su generación.

              Ha sido alumno de Ilya Musin en el Conservatorio de San Petersburgo, siendo director asociado de la Orquesta del Hermitage de San Petersburgo desde 1998 al 2008, y director titular de la Orquesta Sinfónica Estatal INSO de Lviv (Ucrania) desde el 2010 al 2012 y desde el 2012 es Director Artístico de la New York Opera Society.

              Durante su labor profesional ha desarrollado una carrera internacional por la cual ha sido premiado como uno de los “100 Españoles” destacados en el 2013 como exportadores de la marca “España”, además ese mismo año, recibió el premio de la Fundación Ciurlionis en Lituania por su trayectoria y divulgación del patrimonio Musical de ese país. Apadrinado por Valery Gergiev, hizo su debut como director en el Teatro Mariinsky en 2007 con “La Bodas de Figaro” y como director sinfónico en la nueva sala de conciertos del Mariinsky. Desde entonces es director invitado habitual del Teatro y de la Orquesta Sinfónica del Mariinsky, así como de la Sinfónica de San Petersburgo y el resto de orquestas de la ciudad.

              Dentro de nuestro territorio ha dirigido la mayoría de orquestas Sinfónicas y fuera de nuestras fronteras podemos destacar; Orquesta Sinfónica del Mariinsky, Sinfónica de San Petersburgo, Sinfónica “Novaya Rossyia”, Orquesta Nacional de Lituania, Taipei Symphony, Filarmónica Eslovaca, Sinfónica de PragaM (Fok), Danubia Zenekar de Budapest, Tapiola Sinfonieta, Sinfónica de Oulu (Finlandia), Filarmónica de Buenos Aires, English Chamber Orchestra, Metropolitana de Bari, Orquesta “Claudio Santoro” del Teatro Nacional de Brasilia, Sinfónica de Minas Gerais, Sinfónica de Kaunas, Orquesta del Gran Teatro de Poznan (Polonia), Orquesta de la Universidad de Sao Paulo (OSUSP), Nacional de Macedonia, Sinfónica de Seto (Japón), Universidad de Tokio, Regionale del Lazio, Sinfónica de Grosseto (Italia), Sinfónica de Yaroslavl, San Kristoforo de Vilnius, Virtuosos de Moscú, Nacional de Andorra, etc…

              Entre el inmenso repertorio que ha podido dirigir podemos destacar entre Óperas y Zarzuelas; “Fausto”, “Las Bodas de Figaro”, “El Barbero de Sevilla”, “Rigoletto”, “Scala di Seta”, “Boris Godunov”, “Falstaff”, “El árbol de Diana”, “Eugene Oneguin”, “Las hijas del regimiento”, “Madame Butterfly”, “Glaura y Cariolano”, “Las horas vacías” (Ricardo Llorca), “Everardo II Re di Lituania”, “Las cartas de Van Gogh”, “La del soto del Parral”, y los estrenos mundiales de “El ahijado de la muerte” de Wilfred Junge y “La Dulcinea de Don Quijote” de Agustín Castilla-Ávila. Recientemente ha estrenado la Ópera “Tres sombreros de copa” de Ricardo Llorca en Sao Paulo con gran éxito y la Sinfonía Nº 4 de David del Puerto, de la que es dedicatorio, con la orquesta del Mariinsky en San Petersburgo y también ha estrenado en el Festival de Úbeda la última Ópera de David del Puerto “Lilith Luna Negra” y en Septiembe del 2020 digirió con gran éxito la Ópera “Las horas vacías” en Klapeda (Lituania) y también ésta misma obra en la nueva producción del Teatro Real en 2021.

              En el año 1998 creó el Festival “Tardes de España” del que es su director artístico que durante todas estas ediciones, llevó a San Petersburgo una muestra de la música contemporánea Española y algunos de los intérpretes más destacados de nuestro país y en el año 2020 creó el festival “Alborada Clásica” con sede en Salobreña en el que hay clases magistrales, conciertos y un concurso final de jóvenes talentos.

              Desde el año 2014 colabora como director invitado en diversos Festivales organizados por Yuri Bashmet que se desarrollan en ciudades de toda Rusia con diferentes orquestas, entre ellas, la Orquesta Nacional de jóvenes de Rusia al frente de la cual clausuró el Festival del año 2018. 

              En su faceta de compositor, ha estrenado obras Sinfónicas y para piano en países como España, Francia, Rusia, USA, Alemania y Etiopía. Además de obras Sinfónicas y para piano, también ha compuesto música de cámara, obras para solistas, ciclos de voz y la Ópera “Frida y Diego” de la que hizo presentación de algunos fragmentos en Casa de México en España. Es miembro de la sociedad de autores de España  y ha sido invitado como jurado en el concurso de composición Sochi (Rusia) en los años 2015 y 2016.

              Ha sido profesor de orquesta en varios Conservatorios Españoles y ha impartido masterclasses de dirección de orquesta en la Universidad de Belo Horizonte (Brasil).  

              Sin más preámbulos daremos comienzo a la presente entrevista con este respetado y admirado Director de Orquesta y Compositor Alexis Soriano Monstavicius. Que tan alto esta dejando el pabellón de nuestro país fuera de aquí.

              -Quiero agradecerte el tiempo que nos dispensas a la hora de responder a las siguientes preguntas que verán la luz en el periódico Socio Cultural Granada Costa. Mi primera pregunta como es ya habitual, A qué edad y cómo nació la pasión en Alexis Soriano por la música clásica.

              -Nació con 2 años aparentemente, mi abuelo paterno, con el que yo vivía por aquel entonces, cuenta que nos poníamos juntos a dirigir Romeo y Julieta de Sergei Prokofiev que era la música de un serial de la televisión…él era un gran músico y quería ser director y compositor, pero por presiones de su padre, estudió farmacia. También me hacían cantar en Paris donde nos trasladamos ya con mis padres al poco tiempo. En mi casa el piano sonaba todo el día.

               -Según veo por tus apellidos tu padre es español y tu madre lituana. Qué nos puedes contar de ellos y cómo se conocieron. Imagino que existirá una historia maravillosa e inspiradora, como para una Ópera que terminaría con tu nacimiento.

              -Sí, se conocieron en el colegio de España en París. Ambos estudiaban piano, mi padre había sido admitido en París (Clase de V. Perlemuter) con una beca y mi madre estudiaba privadamente con M. Heuclin. Se casaron en Chicago porque mi abuela materna trabajaba en el Northwetern Hospital allí y por eso nací yo al poco tiempo. Pero me llevaron a Valencia con mis abuelos paternos para ellos poder seguir con sus estudios.

              -Tus padres cuando supieron que deseabas dedicarte al mundo de la música, te apoyaron de manera incondicional o preferían que te dedicaras a otra profesión más estable y segura.

              -Sí, me apoyaron pero advirtieron de las dificultades. Mi padre quería que yo fuera diplomático porque tenía mundo y hablaba idiomas.

              -Existiendo tantos instrumentos maravillosos, nos puedes decir el motivo de que eligieses la batuta como herramienta musical. Quizás algún director te inspiro a ello, como aquí en España lo fue en su día, el Maestro Enrique García Asensio.

              -Primero por el misterio y fue la primera vez que hice un curso cuando comprendí la magia de hacer música con las manos y la orquesta. El sonido y la emoción de los músicos se hace tangible, casi se hace “carne”.

Me inspiraron muchos de los “antiguos” que veía en las portadas de los discos o grabaciones…en España, uno de ellos fue Enrique García Asensio, y asistí a algunas de sus clases en el Conservatorio. Él fue, después de Enrique Fernández Arbós y Ataulfo Argenta uno de los importantes maestros que venían después, sobre todo con una gran cantidad de discípulos, además supo popularizar la profesión en la TV de aquella época.

-Qué nos puedes contar de tus épocas de estudiante en el Conservatorio de San Petersburgo y demás centros de enseñanza en los que has estudiado. Qué Maestros te marcaron y dejaron en ti una huella imperecedera, de la que desees contarnos alguna cosa por su estilo y profundidad en el entendimiento musical.

              -San Petersburgo fue definitivo para mí a todos los niveles; sobre todo de madurez personal, emocional y musical. Nada más poner un pie allí, supe que era mi sitio. Era como si hubiera estado siempre esperándome. Lo que viví y aprendí en esos años, me ha dado los recursos más importantes para la profesión. El ambiente del Conservatorio donde estudiaron Piotr I. Chaikovski, Nikolai Rimski-Korsakov, Sergei Rachmaninov, Dmitri Shostakovitch y mi maestro Ilya Musin, así como los compañeros que tuve, fueron una inspiración inagotable. El momento era difícil, en el año 93, acababa de empezar la perestroika y escaseaba la comida, apenas había sitios abiertos, pero estaba el ambiente de lo clandestino, del ansia de libertad. Las casas acogían fiestas y tertulias interminables y la ciudad nunca dormía, todo era posible. También lo malo, ya que hubo muchas muertes por ajustes de bandas mafiosas más bien cutres. Nosotros, ajenos a toda esa situación, teníamos dos clases semanales y tiempo  de ensayo regular con orquesta, además de asistir a las Óperas del teatro Mariinsky y la Filarmónica con pases abiertos para todo. El respeto y consideración hacia el músico allí no tiene nada que ver con lo que pasa en los países de la Europa del Sur. Vivíamos en una nube.

              -A lo largo de tu carrera has dirigido numerosas Orquestas, por todo el mundo. De todas ellas, cuáles fueron las que más te impresionaron y con las que sentiste una sensación inexplicable.

              -Cada momento es irrepetible y diferente y depende mucho de la obra, la acústica, el estado emocional del momento. Cuando uno dirige, es primordial el estado emocional que tiene, si es triste, eufórico, reflexivo, si le ha ocurrido algo estimulante o no…Como orquesta con la que yo he trabajado, tendría que citar a la Orquesta del Teatro Mariinsky, English Chamber Orchestra y entre las que he escuchado, la de Cleveland, la Filarmónica de Berlín y la London Symphony, entre otras muchas.

              -Has tocado en numerosos escenarios de todo el mundo, cuáles te impresionaron más por su arquitectura, historia y sonoridad, y en cuáles te gustaría verte un día dirigiendo y por qué.

              -Mi sala más querida es la Fillarmónica de San Petersburgo, tanto de cámara como sinfónica, ambas con una acústica extraordinaria. Las salas en el mundo ahora son fascinantes, algunas conjugan una arquitectura maravillosa también, otras fallan algo en la acústica. Un Teatro en el que he  dirigido y tiene una legendaria acústica es el Colón de Buenos Aires. Me gustaría mucho dirigir en la sala Sao Paulo, el Severance Hall y  en La Scala o el Teatro Petruzzelli.

              -De todas las obras que has dirigido a lo largo de tu carrera, cuáles te supusieron un reto mayor por su complejidad y exigencia, y con qué compositores te sientes mucho más identificado y cercano, por su mundo creativo y expresivo.

              -Es difícil elegir una obra, un compositor…uno de los mayores retos, fue dirigir en Rusia el Boris Godunov de Modest Mussorgsky, y un compositor muy cercano para mí puede ser P. I. Chaikovski, pero también Sergei Prokofiev, Frédéric Chopin, Robert Schumann, Isaac Albéniz, Giuseppe Verdi o J. S. Bach.

-Has creado algunos Festivales en España como “Tardes de España” y “Alborada Clásica”, cómo surgieron esas ideas para promocionar a los jóvenes músicos de España y qué nos puedes contar de esos talentos que están apareciendo. Algunos que debamos destacar especialmente y que dará de hablar muy pronto.

-Creo que el músico no sólo toca, canta, compone, o promociona su obra o  la de otros…el verdadero artista como persona que vive el arte y la profesión, se implica en todo, ya que todo es parte de lo mismo. Uno no puede permanecer impasible ante el talento de otro músico, sea en su faceta de intérprete, de compositor…España ha explotado como potencia musical internacional a nivel mundial, aunque nuestras estructuras educativas no favorezcan este desarrollo. Los festivales ayudan a dar a  conocer a estos futuros artistas y además en entornos privilegiados como los que tenemos en España. A mí me interesa que la música y el resto de manifestaciones culturales no sean compartimentos estancos.

              -Además de Director de Orquesta, también eres un formidable compositor con un repertorio variado. En qué nuevos proyectos compositivos estás inmenso actualmente y cuándo podrás verlos estrenados en nuestros escenarios o en el extranjero como Lituania por ejemplo.

              -Ahora estoy terminando mi segunda Ópera, se llama “Sonata para una reina” y está centrada en la figura de Bárbara de Braganza en la corte primero de Felipe V y después de Fernando VI, donde tuvieron un destacado rol Farinelli y Scarlatti, que son personajes de la obra.

La primera, se llama “Frida y Diego” y estamos en negociaciones para su estreno mundial bien en Madrid, o en Guadalajara (México).

Recientemente, en la SGAE, en Madrid, el pianista Artur Mikhlin, ha estrenado mi Toccata para piano.

              -Hablando de Lituania, está claro que al tener la doble nacionalidad tu labor de difusión musical además de la de obra de España, estás ayudando a dar a conocer a compositores de allí. Qué compositores o compositoras lituanas nos podrías nombrar, de cara a tener un mayor conocimiento de lo que se ha hecho y se hace allí, y qué obras destacarías como introducción clásica.

              -La riqueza de la música del norte de Europa es indudable, y en ella hay que incluir a los países bálticos, en otro tiempo engullidos por el régimen soviético.

La figura clásica más conocida es el compositor Mikalojus Čiurlonis, pintor y compositor romántico que sigue la tradición de este periodo, así como Eduardas Balsys, o Balys Davrionas. En cuanto a la segunda mitad del  XX y XXI, más que obras, yo destacaría autores muy interesantes como Anatolijus Šenderovas, Bronius Kutavičius, o las compositoras Zibuokle Martinaityte, Onute Narbutaite y Raminta Šerkšnyte.

              -Según tengo entendido has grabado algunos álbumes y próximamente vas a editar un nuevo trabajo. Qué nos podrías contar de aquéllos otros trabajos discográficos y qué nos vamos a encontrar en ese nuevo álbum que estás preparando.

              – He grabado varios discos con la obra para orquesta de cuerdas de Jordi Cervelló, así como la primera grabación mundial de su obra para gran orquesta, “Formas para una exposición”, ambos CDs en San Petersburgo.

También he dirigido en Budapest, la primera grabación mundial de “El noveno día de la creación” de Eduardo Rincón y muy recientemente, para Sony Music, con la Real Filharmonía de Galicia, y el coro Ángel Barja, el oratorio “Oficio de caminantes” de Ricardo Llorca.

-Sabemos que todos los artistas en mayor o menor medida, tienen manías o supersticiones a la hora de salir a un escenario. En el caso de Alexis Soriano, existe alguna que pueda ser confesable y no te de vergüenza por ello.

              -No soy maniático, me concentro en la obra  y no me distraigo antes de un concierto…

              -A lo largo de la historia han existido numerosos momentos inmortales que forman parte de las páginas doradas de la Música Clásica. Para Alexis Soriano cuál sería ese instante memorable que le gustaría vivir en primera persona, como público o artista, y sentir todo lo que allí se vivió.

              – Me hubiera gustado asistir  a alguna de las representaciones de los Ballets Rusos de Serguéi Diaghilev en Paris o Londres, al estreno de “La consagración de la primavera” o “Las bodas”, de Igor Stravinsky, o a algún estreno de alguna sinfonía Dmitri Shostakovich, como la 7ª.

                -Para concluir, existe alguna pregunta que te hubiera gustado responder y que no has tenido la oportunidad de hacerlo.

              – Quizá que la música  puede darnos respuestas a esas preguntas que no sabemos responder…

              Sin más, quiero agradecerte Alexis Soriano Monstavicius, el tiempo que nos has dado dentro de tu apretada agenda a la hora de responder amablemente a estas preguntas. Solamente me queda pedirte un esfuerzo más, que tengas la amabilidad de responder a unas preguntas tipo test, con las que podremos conocerte mejor, en lo referente a gustos culturales y preferencias personales.

              ¡Muchas gracias, Alexis Soriano Monstavicius! Te deseo todo lo mejor, para los nuevos proyectos en los que estas embarcado, y que la música siempre nos acompañe allí donde estemos, para alegrarnos y emocionarnos.

              PREGUNTAS TIPO TEST:

              ¿Un personaje histórico? Nelson Mandela.

              ¿Una época? La actual.

              ¿Un pintor? RogierVan der Weyden.

              ¿Un escultor? Miguel Angel Buonarroti.

              ¿Un escritor? Albert Camus.

              ¿Un poeta? Miguel Hernández.

              ¿Un libro? El rojo y el negro.

              ¿Una película?  Casablanca.

              ¿Un director de cine, teatro o televisión? Stanley Kubrick.

              ¿Un actor? Cary Grant.

              ¿Una actriz? Lauren Bacall.

              ¿Un compositor? J. S. Bach.

              ¿Un cantante? Frank Sinatra.

              ¿Un músico? Bill Evans.

              ¿Una flor? La orquídea.

              ¿Un animal? El águila real.

              ¿Una estación del año? La primavera.

              ¿Un lugar donde residir? Madrid.

              ¿Un lugar que te gustaría visitar antes de morir? Río de Janeiro.

              ¿Un color? El azul del cielo de Madrid.

Ricardo Campos

Deja un comentario