EL FAMOSO GALLO DE BARCELOS

Francelina Robin

Comparte:

El gallo de Barcelos da suerte o eso oí decir desde bien pequeña. Aunque cada vez me voy haciendo más pequeña, ¡será cosa de la edad! Barcelos es una pequeña ciudad ubicada en el distrito de Braga, la cual es conocida por su cerámica ya que allí nació el famoso Barcelos con el famoso gallo que es el símbolo de la ciudad, lo puedes encontrar en cualquier rincón de Portugal y actualmente tiene miles de proyectos. El gallo más famoso y conocido en muchos países es de Barcelos, hay artesanos que los hacen de todos los colores aunque el más famoso es el negro. Recuerdo bien que me regalaron uno cuando era pequeña, estaba encima de la chimenea, se cayó y se partió y con él se fue la suerte en el resto de mi vida.

            Una delegación de la UNESCO fue recibida por el alcalde de Barcelos, como parte de los trabajos preparatorios para que la ciudad, junto con Braga, Amarante y Santa Maria da Feira, acoja la Reunión Anual de la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO. Se informó a los representantes de la UNESCO que Barcelos está orgulloso de ser parte de la organización de esas jornadas de creatividad. El alcalde deseó que la delegación se sienta bien en Barcelos y que cada uno de sus integrantes sea embajador de su ciudad en sus países de origen. Recordemos que esta asociación sigue a la candidatura que Braga presentó durante la cumbre de Brasil, en la que la capital del distrito venció a la ciudad de Dubai, en gran parte porque asoció a su candidatura las restantes ciudades creativas de la UNESCO del norte de Portugal.

            Será la primera conferencia en el mundo de las Naciones Unidas. La reunión se centra en involucrar a los jóvenes en el debate al más alto nivel sobre cuestiones de sostenibilidad y marca el vigésimo aniversario de toda la red de Ciudades Creativas de la UNESCO que reúne a las cuatro ciudades creativas asociadas y a más de trescientos líderes políticos municipales provenientes de todo el mundo. Esta alianza ahora promueve el reconocimiento del territorio de los cuatro municipios en las dimensiones cultural y turística y reitera el compromiso del país y de estas ciudades para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos por la Agenda 2030 de la ONU. Con un impacto directo estimado de más de un millón de euros, la hostelería, el alojamiento y la alimentación serán uno de los ámbitos del tejido económico de la región más beneficiados por el evento, sólo superado por el impacto indirecto estimado en casi 3 millones de euros procedente de medios de comunicación nacionales e internacionales. La fuerza de esta asociación para ganar este gran evento para el norte de Portugal contribuye significativamente a la cohesión territorial cuando se celebra fuera de las dos áreas metropolitanas, llevándolo a regiones que generalmente enfrentan desafíos de desarrollo y visibilidad nacional e internacional aún mayores, y movilizando a las medianas y pequeñas. Ciudades, tanto a escala nacional como europea, para impulsar el desarrollo respectivo de su respectiva cohesión regional. El evento también contribuye a promover la capacidad de este territorio para acoger eventos de perfil global, cumpliendo estrictamente con los exigentes estándares de los principales organismos internacionales, como la UNESCO, la agencia intergubernamental del sistema de las Naciones Unidas especializada en Educación, Ciencia y Cultura.

            Cuando estudiamos portugués es casi es imposible no conocer la historia del gallo de Barcelos. Entre los iconos de la identidad portuguesa se encuentra el Gallo de Barcelos, que hoy representa mucho más que una pieza hecha a mano o un monumento histórico, sino que porta la imagen legendaria de la tierra. Lo que mucha gente no sabe es cómo empezó esta historia. Cuenta la leyenda que los habitantes del pequeño pueblo de Barcelos estaban preocupados por un crimen ocurrido en la región y se alarmaron aún más porque nadie sabía quién era el autor. Un día, las autoridades arrestaron a un joven sospechoso que pasaba por allí. Sin embargo, juró ser inocente, afirmando que estaba de paso en peregrinación a Santiago de Compostela, cumpliendo una promesa. Sin embargo, el hombre fue condenado a la horca, pero como último pedido rogó que lo llevaran ante el juez que había dictado la sentencia. Su pedido fue aceptado y luego llevaron al chico a la casa del juez, quien en ese momento tenía un banquete en la mesa. El hombre volvió a decir que era inocente, pero sin lograr convencerlos, exclamó una frase señalando un gallo asado sobre la mesa: Tan justo es que yo sea inocente, como que este gallo cante cuando me cuelguen. El juez no escuchó al chico y cuando ya lo estaban ahorcando, el gallo asado se levantó de la mesa y cantó. Al ver que estaba cometiendo un gran error, el juez corrió al lugar de la horca y se dio cuenta de que el chico se había salvado gracias a un nudo en la soga. Así, el peregrino fue liberado y, a partir de entonces, surgió la leyenda del Gallo de Barcelos, que cantó para salvar a un inocente. Cuenta también la leyenda que, posteriormente, el hombre regresó a la ciudad de Barcelos y talló una cruz en agradecimiento por su salvación.

            Ahora que ya conoces un poco más las historias de esta tierra, te invito a visitar el Restaurante Vila Chã y disfrutar de la cocina tradicional portuguesa, en un ambiente familiar y acogedor, con toda la hospitalidad portuguesa. El principal motivo para visitar Barcelos es su mercado semanal que se celebra todos los jueves, este es el más grande de Portugal y se celebra en el Campo da Republica, una gran plaza que tiene una fuente en el centro de estilo renacentista. En el mercado puedes encontrar de todo: flores, plantas, frutas, verduras, quesos, panes, cerámica tradicional, utensilios de cocina, ropa, zapatos, alfombras, etc.

            En definitiva, se trata de un mercado lleno de color y luz fascinante, con una vida extraordinaria, te recomiendo que vayas a visitarlo, seguro que te divertirás mucho. Durante años compraba y vendía las canastas que hacía mi padre, y al final salía a caminar, compraba discos para llevar al extranjero, como uno era el gallo que era muy popular, hay vajillas y bordados muy bonitos hechos a manos de mujeres jóvenes. En Portugal es muy típico el trabajo manual, las cerámicas, los bordados, etc., yo también hice muchos cuando era joven.

            Comprar el gallo que trae suerte y fortuna a quien lo tiene. Ir a Barcelos y no ir al mercado semanal los jueves es como ir a Roma y no ver al Papa.

¡OH, BARCELOS!

La humildad raya en la responsabilidad

y en esta hermosa frontera me siento a gusto

y en la obligación de revelarme,

escuchando la música, el gallo canta,

con los músicos tocando,

es decir, no retener todo el rango.

¡Canta y baila hasta levantarte de la cama!

Esa información que me viene

al cerebro, a lo que aquí

yo llamo perlas o cristales,

¡estoy cantando

pero Barcelos ya no canta!

Diamantes, ¿por qué no?

Consciente, feliz y segura

esta es una aventura difícil para mí ahora.

En la certeza de que, junto a esta joya,

existió, cantó y bailó.

Debe acompañar, animar

y llenar esos corazones.

Ansiosa por algún hilo de luz

que les ilumina y les llena el vacío del alma.

Cantado con una azucena y

 un gallo de Barcelos en la mano,

reconfortan mi corazón,

Pues está lleno de peroratas,

pero canta con pasión.

De este pueblo nació una pasión.

Entre lirismos y realidades,

que alguien diga la verdad,

los matices que se entrelazan.

Hace años que no lo veo, pero

lo pinté, con cresta roja.

Lo dibujé lo mejor que pude

pero hay tantas posiciones ya hechas

que no puedo hacer que todo sea seguro.

El gallo de Barcelos dará mucha suerte

a todo aquel que lo compre:

vida, infancia, adolescencia,

familia, pensamientos,

sentimientos, sociedad

tiempo, naturaleza, espiritualidad y suerte.

Francelina Robin

Deja un comentario