Comparte:

Me preguntó el hijo de un vecino del campo qué cuánto ganaba yo cuando fui alcalde  de Almuñecar.  Tardé unos segundos en contestar porque me sorprendió la pregunta hecha sin haber mediado  previamente alguna palabra sobre el tema o sobre algún otro asunto. Una vez repuesto le dije tajante: “Nada, absolutamente nada”. Se quedó muy extrañado y me miró con una incredulidad que daba saltos, y me dijo: “eso es imposible, sacarías el dinero por otra parte”. Y de nuevo le respondí que no. Entonces, ¿todo era por amor al arte? – dijo con un aire de incredulidad e indiferencia sospechosa y de sabelotodo.

      En un primer momento no pensé decirle nada y dejarlo plantado, pero reflexioné y le dije: “mira hijo, en nuestra época cuando fui alcalde, lo hacíamos todo sin pensar en el pago material, porque alcaldes y concejales teníamos, mejor o peor, nuestro trabajo, y tener un cargo en el Ayuntamiento era, sencillamente, un gran honor; éramos respetados y queridos por toda clase de gente, porque éramos no sus jefes sino sus servidores.. Amábamos a nuestro pueblo y trabajábamos para engrandecerlo, embellecerlo y  dotarlo de todos los servicios para hacerle cómoda y fácil la vida a los ciudadanos. Ese era nuestro sueldo, nuestra paga que la considerábamos enorme, y en ningún caso el cargo político se consideraba una colocación para ganar un sueldo o lo que es peor, un medio de poder para alcanzar otras prebendas, sino que suponía  la renuncia a muchas cosas, un gran esfuerzo y una enorme responsabilidad. El sentido del deber, el honor, la ilusión por hacer cosas era nuestra divisa.

         Este  aspirante a político me dice que en mi época vivíamos en una Dictadura oprimidos y sin libertad y que España estaba empobrecida donde todo era miseria debido a Franco que dio un golpe de Estado y por su culpa fuimos a una guerra en la que murieron muchas personas. Entonces le pregunto, ¿Sabes tú lo que es una dictadura, un régimen autoritario, una república, una democracia, un régimen monárquico, una monarquía parlamentaria, un régimen fascista, una dictadura del proletariado, un régimen comunista…?  Le vi hacer toda clase de gestos y muecas; y finalmente dijo: “bueno, sí sé más o menos lo que es pero no sé explicarlo”. No me atreví a preguntarle por el régimen que teníamos en España en la actualidad, pero sí le pregunté dónde había oído todas aquellas cosas tan horribles de Franco y la miseria de España en aquella época, y naturalmente sin titubeos me dijo que en LA MEMORIA HISTÓRICA ESTABA BIEN CLARO.

    Vuelvo a preguntarle si ha oído o leído en esa memoria que Franco no dio ningún golpe de Estado, que ya estaba en marcha y él lo que hizo fue sumarse a este golpe cuando ya estaba bastante avanzado, y porque el llamado Frente Popular comenzó a asesinar a gente inocente, y especialmente a curas, frailes, monjas… que sumaron un total de más de 8000, y quemaron nada menos que la cifra de 150 iglesias, que robaron numerosas obras de arte y quemaron otras muchas obras de arte que pertenecían al Patrimonio Nacional… Y colmó el vaso cuando asesinaron al jefe de la oposición Calvo Sotelo. Fue en ese momento cuando Franco se unió al golpe. Y el que nos llevó a la guerra fue un tal socialista llamado Largo Caballero. Le rogué que leyera la Historia y no la “Memoria”.

    En cuanto a la España  pobre le pregunto ¿sabes lo que fue el Plan Badajoz, la Ley de Colonización, con el fin de poner y de adecuar las zonas rurales, eso que hoy llaman la España vaciada? ¿Sabes cuántos pantanos se construyeron  en la época de Franco? Pues exactamente 739. ¿Cuántos se han construido después de su mandato, 6, 7, 8? Uno de ellos lo tenemos en nuestra comarca RULES inservible después de 20 años; y otro ejemplo más, el pantano de BÉZNAR que va para 40 años que se construyó y por estar inacabado no se aprovecha. “Las dos piscinas más grandes de Europa”.  Tampoco sabrás que la Ley de la Seguridad Social  de los Trabajadores del Mar y  la Ley de Seguridad Social Agraria se hizo en tiempos de Franco, para dar cobertura social a estos grandes sectores. Y otro apunte más, en el año 60 ya ocupaba España el noveno lugar en potencia económica, ahora está en el puesto nº 30; en cuanto a la deuda nacional había superávit, hoy la deuda es de miles de millones; impagable; impuestos, ninguno, ahora del 20 al 40  y les parece poco. Y si me preguntan de dónde sacaba el dinero  para las carreteras, pantanos, creación de pueblos, ayudas a la familias numerosas, creación de hospitales, industrias y demás elementos de riqueza, te diré que con la austeridad, trabajo y sin corrupciones, sin robar, sin despilfarros y sueldos controlados. Ministerios la mitad, empleados públicos 1/3 de lo que hoy hay, no había presupuestos para los partidos políticos, ni para los sindicatos y la COE de los empresarios, que cada afiliado pagaba su cuota y ahora los pagamos todos los contribuyentes… y un sinfín de  asociaciones y fundaciones que pagamos como entes de interés partidista.  Y  de este modo se hizo una “España grande, libre y unida” que era el lema. A quién sepa pregúntale a dónde fueron las 500 toneladas de oro del Banco de España.

Desde que tenemos esta democracia-dictadura no se ha hecho nada de interés público salvo enriquecerse unos cuantos y entre estos los jefes políticos, ¿Te suena el chalet de Galapagar?

         Ahora chico, vas y te enteras de la Historia de España, naturalmente de la verdadera  y no la de la Memoria Histórica.

         A los pocos días coincidí con su padre en el campo y le conté la conversación que había tenido con su hijo y me dijo que era él el que le había aconsejado que se metiera en política puesto que no había querido estudiar, ni aprender un oficio y el campo pues no le iba, no daba golpe y ya estaba cerca de los 40; tampoco se había casado porque no quería responsabilidades, y lo mantenían en casa como un holgazán, mientras él se mataba en el campo. Le pregunté a qué partido le había aconsejado y me dijo que al que quisiera, da igual, pero que eligiera el que tuviera más posibilidades de ganar.

         Yo le contesté que el mejor destino en un partido era el de asesor que es más cómodo dado que no se da golpe. Todos, unos más y otros menos, cualquier cargo público tenía asesores que unos son afiliados al partido y otros no. Por ejemplo, como muestra tenemos al Presidente del Gobierno con 1200 asesores con sueldos millonarios.

Por las características que adornan a este aspirante a político imagino a qué partido se afiliará.

JOSÉ ANTONIO BUSTOS

Katena

0 thoughts on “MEMORIA HISTÓRICA

Deja un comentario