Gloria Fuertes, la poeta de los niños.

Comparte:

Este año se celebra el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes, nacida en Madrid el 28 de julio de 1917.

Hoy, quizá está algo olvidada y no creo que estas nuevas generaciones hayan oído hablar alguna vez de ella. Es una lástima. Gloria Fuertes fue la precursora de la poesía para niños en España y sus poemas infantiles nos han servido a los educadores de gran ayuda a la hora de inculcarles el amor a la poesía. Sus publicaciones infantiles fueron numerosas. Aún recuerdo aquel delicioso poema-cuento, “El camello cojito”, que enseñé a mis alumnos de primero de primaria y que ellos representaron con mucho encanto en un festival de Navidad. En él nos narra la amistad del Niño Jesús y un camello que llegó cojito a Belén:

“No quiero oro ni incienso/ni esos tesoros tan fríos,/quiero al camello, le quiero./Le quiero, repitió el Niño./A pie vuelven los tres Reyes./Cabizbajos y afligidos./Mientras el camello echado/le hace cosquillas al Niño.”

Otra divertida obra de teatro fue “Las tres Reinas Magas”, obra en la que, anecdóticamente, yo tomé parte representando a la Reina Gaspara, allá por la Navidad de 2009.

Mujer creativa, durante la década de los setenta y ochenta tomó parte en numerosas actividades: revistas, periódicos, radio, viajes, clases de español en la universidad, visitas a colegios, donde les recitaba a los niños con aquella voz ronca tan peculiar. Todo ello, al mismo tiempo que no cesaba de publicar libros, tanto infantiles como para adultos.

Gran éxito alcanzaron sus apariciones en TV con los programas “Un globo, dos globos, tres globos” o “La cometa blanca”, alcanzando su popularidad las cotas más altas y recibiendo infinidad de homenajes y premios, tanto nacionales como internacionales.

 Entrañable y querida Gloria Fuertes, ¡cuánto te quisieron los niños de aquellas generaciones! En cuanto te asomabas a la pequeña pantalla se pegaban al televisor gritando: ¡Glodia, Glodia! Y es que te adoraban. Estoy segura que ellos, hoy ya hombres y mujeres, sí se acordarán de ti y de aquellas tardes deliciosas que les hiciste pasar con tus poemas infantiles y tus enseñanzas.

  Desde este periódico Granada Costa, recibe un recuerdo y nuestro cariño.

 

Tú, en el tiempo.

Y desde la distancia,

¡por siempre, Gloria!

Carmen Carrasco Ramos

Deja un comentario