ENTREVISTA A LA BAILARINA ESMERALDA MANZANAS

Comparte:

Queridos lectores del Granada Costa, para esta ocasión tengo el enorme placer de hacerles llegar a una bailarina excepcional, disciplinada, carismática, creativa, empática, etc… El hecho de dedicarse con ganas al baile, no le ha quitado tiempo para su otra pasión, la familia. Les estoy hablando de Esmeralda Manzanas (22 de agosto de 1989, Madrid).  

              Se saco el Bachillerato en el Colegio Altamira (2005 – 2007) y se titulo en enseñanza profesional de Danza Española por el Real Conservatorio de Danza Mariemma (2007 – 2010).

Durante el 2008 al 2010, se formó como profesora de danza española, ballet y flamenco, en la Escuela de Danza Nuria Pomares, y en el Real Conservatorio de Danza Mariemma realizó talleres Coreográficos como Encadenados como solista, Pléyade, A la luz, Pa´Cuenca, Directo y Amor y Punto.

              En el 2011 fue primera bailarina de la Compañía Shoji Kojima, con la obra La Celestina, interpretando a Melibea, bajo la dirección de Javier Latorre. Ese mismo año fue solista con la Orquesta Filarmónica de Kristlasand interpretando obras del calibre de La Vida Breve y El Sombrero de Tres Picos de Manuel de Fallay Doña Francisquita de Amadeo Vives. Al siguiente año estuvo en el Cuerpo de Baile en el Palau de las Artes de Valencia con La Vida Breve y El Amor Brujo  de Manuel de Falla, bajo la dirección de Goyo Montero, y ese mismo año en el Teatro de la Zarzuela de Madrid con La Chulapona de Federico Moreno Torroba,bajo la dirección de Goyo Montero de nuevo, y en ese mismo año formo parte del Cuerpo de Baile de Antonio Gades donde interpreto la Suite Flamenca de Antonio Gades, Fuenteovejuna de Manuel Moreno Buendíay Rango obra inspirada en La Casa de Bernarda Alba .

              Ya en el 2014 y hasta la fecha, es solista y primera bailarina de la Compañía Antonio Gades. Donde ha podido interpretar a personajes icónicos del género como a Carmen en la obra Carmen de George Bizet, a Candela en Fuego una versión de El Amor Brujo y a la mujer en Bodas de Sangre de Antonio Gades. Durante los años 2019 al 2022, también ha sido solista y primera bailarina de la Compañía Antonio Marquez, interpretando El Sombrero de Tres Picos donde hace de la Corregidora, en Bolero de Maurice Ravel e interpreto a Medea  personaje que da título a la obra creada por José Granero.

              Desde el año 2019 es Profesora de Danza Española y Flamenco, en el Aula Municipal de Danza Getrafe Antonio Gades, tanto de Danza Española, Ballet y Danza Moderna.

              Sin más preámbulos daremos comienzo a la presente entrevista, con esta bailarina excepcional y encantadora, que es Esmeralda Manzanas.

              -Lo primero, quiero agradecerte el tiempo que dispensas a los lectores del Granada Costa, a la hora de concedernos esta entrevista. Mi primera pregunta como es ya una tradición, a qué edad y cómo te nació tu pasión por el baile y la danza.

              -A la edad de 5 años es cuando mis padres me propusieron que realizara alguna actividad extraescolar, la elegida fue la danza sin saber muy bien si me gustaría, fue puro instinto.

              -Tus padres cuando supieron que deseabas dedicarte al mundo del espectáculo, te apoyaron de manera incondicional o tenían sus reservas. Prefiriendo que te hubieras dedicado a otra profesión, quizás más segura y estable.

              -Mis padres has sido mi gran apoyo, fundamentales para que hoy este donde estoy, sin ellos no creo que hubiese llegado. Me siento muy afortunada, han estado para todo, sacrificándose ellos mismos por mis sueños, mi madre llevándome a escuelas fuera de mi población, con mi hermana pequeña, mi padre recogiéndome a las tantas de la noche decía: “soy tu taxista” ¡Je! ¡je! Desde aquí les doy las gracias.  

              -Has estudiado en un Conservatorio de gran prestigio como el de Danza Mariemma. Cómo fueron aquéllos años de enseñanza y aprendizaje, y de todos esos Maestros y Maestras que te enseñaron, qué nos podrías contar y qué huella te dejaron.

              -Fueron años muy duros, sobre todo de cansancio físico, estaba de 10:00 a 15:00 en el conservatorio, y de 17:00 a 22:00 impartiendo clases en una escuela de danza, ya que cuando entre al conservatorio tenía 19 años, pero de gran aprendizaje y madurez en mi baile, dándome herramientas para mejorar mi técnica, ya que carecía un poco de ella, y gracias al taller coreográfico, que me hizo crecer mucho a nivel artístico y prepararme para el mundo laboral.           

              -Para los que somos ajenos al mundo de la Danza y el Ballet, cómo definirías en tu fuero interno lo qué es un Cuerpo de Baile y lo que te transmite cada vez que lo ejercitas.

              -Un cuerpo de baile es como los cimientos de una casa, son la base por donde todos debemos pasar, un cuerpo de baile te enseña a que todos somos importantes, a que si fallas, todos fallamos, es saber bailar en grupo estando pendiente de todos, de ir iguales, de estar bien en tu posición. Te enseña a ser compañero. 

              -En tu trayectoria te has visto en diferentes Compañías de mucho nivel y reconocimiento, como la del famoso Japonés Shoji Kojima, la de Antonio Marquez y actualmente en la de Antonio Gades. Cómo ha sido y es, haber trabajado con ellos y que te han aportado en tus valores y modo de entender tu profesión y vida.

-Han sido personas que no solo me han dejado huella a nivel artístico, sino a nivel personal, escuchar a Kojima como fue su viaje para venir a España en esa época, por pura pasión y amor al flamenco te hace darte cuenta que si él pudo tú también puedes. Gades me dio unos grandísimos valores, como que todos somos importantes, da igual que seas primer bailarín, músico o cuerpo de baile, me enseño a decir o transmitir todo sin casi moverte y a que sea de verdad lo que cuentes, desde las entrañas. Antonio Márquez es el trabajo y tesón en persona, ni un día le vi marcar, ya estuviese enfermo, fue un lujo compartir salas de ensayo y escenarios, aprender de él y tenerle como partner fue maravilloso.   

              -Te han dirigido grandes directores como Goyo Montero, Javier Latorre, etc… Imagino que habiendo estado bajo las órdenes de tantos genios, habrás visto y sentido de todo. Qué recuerdos guardas y que sean memorables de todas esas horas de trabajo con ellos, de los duros ensayos, y de los padecimientos físicos adquiridos sin apenas descanso.

              -Tengo mil recuerdos pero os voy a contar los que tengo grabados en mi interior: Goyo Montero era súper exigente en los ensayos pero algo que recuerdo con muchísimo cariño era cuando iba a empezar la función y te deseaba suerte siempre decía: “solo bonito”, como que todo el trabajo ya estaba hecho y que sólo quedaba disfrutar. Con Latorre guardo con especial cariño ensayos preparando el papel de Melibea en la obra “La Celestina” en los que estábamos él y yo, dándome las pautas de interpretación que me hicieron crecer como interprete que fueron todo un reto, haciéndome salir de mi zona de confort en esa época que era muy jovencita. También he tenido la suerte que me dirigiera Javier Palacios preparando el papel de Medea, fue muy duro pero muy gratificante, sólo tuve un mes para prepararlo con Antonio Márquez y Eva Leiva y una semana con Javier que ensayaba por las mañanas preparando el personaje y por las tardes teníamos las funciones, me dolía todo el cuerpo, me dolía el corazón de no poder estar con mi hija en todo el día, que era un bebe…hubo un ensayo dos días antes de que estrenara que estábamos en la parte que Medea mata a sus dos hijos, Javier consiguió que me retorciese del dolor, acabamos ese ensayo llorando los dos, es lo más duro y descarnado que he podido interpretar, pero TODO mereció la pena. Y por último, llevo 12 años bajo la dirección de Stella Arauzo, se me vienen mil recuerdos mil ensayos, mil pautas, pero algo que jamás me ha ocurrido fue hace una semana en una función de “Fuego”, ella realiza en papel de hechicera y yo el de Candela, hay un momento que nos miramos y fue como si me viese el alma, algo tan mágico y especial, que ni siquiera lo puedo describir con palabras, todo lo que se puede decir con una mirada.

              Me siento tremendamente afortunada y agradecida de haber estando en las manos de todos ellos.    

              -A lo largo de tu trayectoria, te has visto bailando para diferentes públicos y escenarios. De todos ellos cuáles te impresionaron y te llegaron a lo más hondo de tu corazón, marcándote por la energía que ahí se sentía.

              -Estaba terminando la carrera en el conservatorio y fuimos con el taller coreográfico a un taller de danza en Cali (Colombia) bailábamos en una plaza de toros que estaba que no cabía ni un alfiler y fue salir y todo el mundo de pie, chillando, me impresiono muchísimo. Otro sitio es Japón y su gente, trabajar allí es un lujazo, el respeto que tienen, lo trabajadores y exigentes que son y el amor que tienen al flamenco.

              -Imagino que te gustaría en lo que te queda por delante como bailarina, el verte en algún escenario emblemático y ante un público con fama de ser apasionada. Nos podrías decir ese lugar especial en el que quisieras verte actuando antes de retirarte y por qué.

              -Pues uno que me encantaría pisar es el Teatro Romano de Mérida, aquí en España, y fuera de nuestro país, pues tengo un montón: La Scala de Milán, Ópera Nacional de París, Royal Opera House de Londres, el Bolshói de Moscú, Lincoln Center de Nueva York, y un gran etc… Por pedir que no quede ¡Je! ¡Je! Todos estos teatros tienen mucha historia, han pasado grandísimos artistas y normalmente tienen esa magia, pero hay teatros que no son  conocidos y son igual de especiales.

              -De todas las obras que has interpretado a lo largo de tu carrera, supongo que existirán algunas que resultaron más complejas y difíciles por su coreografía y la manera de asimilar su música, y en otras te viste bailando como un ángel. Qué nos podrías contar sobre ello.

              -Todas y cada una de ellas son un reto y un aprendizaje en ese momento, todos hicieron que creciera y aún así hoy en día aunque haga años que  realizo un personaje siempre intento seguir buscando algo más, que tenga algo más que sacarle, algo más que perfeccionar o algo más que contar. 

              -Todos hemos tenido algún ídolo al que hubiéramos querido emular en nuestra infancia. En tu caso, has conseguido ese objetivo con la carrera que has llevado y cada vez que te subes a un escenario, para deleitar al público asistente con tu arte y elegancia levitando.

              -De pequeña vi la película “Bodas de Sangre” de Carlos Saura y Antonio Gades, me impacto mucho y sólo pensé que eso que estaba viendo lo quería bailar yo, así que en cierta parte no he emulado a mi ídolo, pero si he conseguido entrar en su mundo, y lo que soñó un día una niña, hoy es una realidad.

-Sabemos que muchos artistas tienen en mayor o menor medida, manías o supersticiones antes de subirse a un escenario. En el caso de Esmeralda Manzanas, existe alguna que pueda ser confesable, y que no te de vergüenza reconocer.

              -No tengo ninguna manía así como tal, si es verdad que no me gusta maquillarme y vestirme y que me sobre mucho tiempo para la función, me pongo mucho más nerviosa. Por supuesto desear “mierda” con mis compañeros justo antes de empezar la representación.

              -A lo largo de la historia del baile y la danza, han existido momentos memorables, que han llenado páginas de libros. De todos ellos, a qué momento te gustaría asistir como público o bailarina, para vivirlo en persona y por qué.

              -Me hubiese encantado estar en el estreno de “Medea” y ver a esa gran Manuela Vargas. También me hubiese encantado conocer a Gades en persona, haber trabajado y compartido escenario con él.  

              -Para concluir, existe alguna pregunta que te hubiera gustado responder, y que no has tenido la oportunidad de hacerlo.

              -Esta así perfecto.

              Sin más, quiero agradecerte el tiempo que nos has concedido dada tu apretada agenda profesional y personal. Como último esfuerzo nos encantaría que respondieses a una serie de preguntas tipo test, que nos darán a conocer tus preferencias culturales y tus gustos sobre otras cosas de la vida.

              PREGUNTAS TIPO TEST:

              ¿Un personaje histórico? Frida Kahlo.

              ¿Una época? La edad antigua.

              ¿Un pintor? Leonardo Da Vinci.

              ¿Un escultor? Miguel Ángel Buonarroti.

              ¿Un escritor? Federico García Lorca.

              ¿Un poeta? Pablo Neruda.

              ¿Un libro? Los renglones torcidos de Dios.

              ¿Una película?  La pasión de Cristo.

              ¿Un director de cine, teatro o televisión? Tim Burton.

              ¿Un actor? Leonardo di Caprio.

              ¿Una actriz? Meryl Streep.

              ¿Un compositor? Johann Sebastián Bach.

              ¿Un cantante? Rocío Jurado.

              ¿Un músico? Freddy Mercury.

              ¿Una flor? El lirio.

              ¿Un animal? El león.

              ¿Una estación del año? El verano.

              ¿Un lugar donde residir? En la costa, cerca del mar.

              ¿Un lugar que te gustaría visitar antes de morir? África, Jordania, Costa Rica…

              ¿Un color? El morado.

Ricardo Campos

Deja un comentario