Comparte:

Queridos lectores del Granada Costa, para esta ocasión tengo el privilegio de acercarles a la estupenda actriz Mónica Van Campen (Tarrasa, Barcelona el 16 de noviembre de 1974).

Algunos lectores la podrán reconocer porque ha actuado en numerosas y conocidas teleseries españolas como La que se avecina, El comisario, Hospital Central y Makinavaja o en exitosas y premiadas películas como Princesas, dirigida por Fernando León de Aranoa.

              Nuestra entrevistada empezó relativamente joven (a los 16 años haciendo teatro en el grupo amateur del su ciudad, Sant Cugat del Vallés) y un poco más tarde trabajó de modelo, dando también su voz en la actualidad a muchas campañas publicitarias de empresas multinacionales. En los años 90 protagonizó un anuncio publicitario (dirigido por Isabel Coixet) de un perfume masculino que se hizo muy popular y tras la cual mucha gente usaba y recordaba la famosa frase que se decía al aparecer ella: <<Busco a Jacq´s>>.

              Ha participado en varias teleseries de la cadena TV3, conocida gracias a su papel en Mi querido Klikowsky de la cadena ETB2, cuyo personaje en la serie era Silvia, la camarera del Bar Lasa.

Dentro de su larga trayectoria podemos nombrar que ha trabajado en cortometrajes como; Comarcal 130, Juego, Pecar y rezar es empatar, El Olivo, Quiero, “Una hora, una paso”, Rocky, Ghost…

Para la televisión se le ha podido ver en La Riera, La que se avecina, Servir y proteger, Boca Norte, El vecino, Maricón Perdido, Mi querido Klikowsky, Ciudad K, Maitena, El comisario, “Los 80, así éramos”, Hospital Central, Policías, Sota el signe de Lleó, Sota el signe d´Escorpí, Platos sucios, “Oh, Espanya”, Makinavaja, etc… Y para la gran pantalla, ha participado en Atolladero, Asunto interno, Palace, Tomándote, “Fausto, la venganza esta en la sangre”, Alas rotas, Cota roja, Inconscientes, Princesas, El hijo del acordeonista, La Ofrenda, etc… Trabajando bajo las órdenes de directores y directoras de la talla de Óscar Aibar, Carles Balaguer, El Tricicle, Isabel Gardela, Brian Yuzna, Carlos Gil, Jordi Frades, Joaquim Oristrell, Fernando León de Aranoa, Fernando Bernués, Ventura Durall, etc…

              Durante estos años también se ha dejado ver sobre los escenarios de los teatros, como gran actriz que es, en obras como; Tot esperant Godot, Polvòdrom, Una Música de Cavalls Negres, Sacrificis, Born to be, Maestro, Brosa Enrabiat, Qui Espera, Más o Menos, etc… Bajo las direcciones de grandes directores de escena como Pep Tosar, Iban Valero, Marc Torrecillas, Lluis-Anton Baulenas, Aldo Nicolaj, versionando La Ronda de A. Schnítzler en Polvòdrom, sobre textos del poeta Albert Roig en Una Música de Cavalls Negres, y a partir de <<Poemes de Revolta>> de Joan Brossa para Brossa Enrabiat, entre otros autores.

              También presentó el programa “SPOTV” para el Canal 33 y participó en el “Personas humanas” para el Canal TV3; y ha realizado Lecturas Dramatizadas sobre textos de Argelia, Túnez, Marruecos y otros países del Magreb; con músicos como Neila Benbey, Luigi Cabanach o Aziz Khodari.

              Sin más preámbulos daremos comienzo a la presente entrevista con esta encantadora y simpática actriz que es Mónica Van Campen, para que nos cuente en qué proyectos está embarcada actualmente y cómo fueron sus inicios artísticos.

-Quiero agradecerte enormemente el tiempo que nos dispensas, a la hora de responder a las siguientes preguntas. La primera como es ya costumbre en los comienzos de mis entrevistas, a qué edad y cómo te nació la pasión por el mundo de la interpretación y el modelaje.

-¡Gracias a ti por tenerme en el Granada Costa! Pues me nació de pequeña, me maravillaba todo el teatro que veía, y creo que hacia los 16 años cuando ví el Cyrano de Bergerac que hizo Josep Maria Flotats pensé que me encantaría hacer eso. En esa empecé a hacer cosas con el grupo de teatro Fila 0 de Sant Cugat del Vallès. Lo del modelaje fue más tarde, pero era un trabajo, no una pasión.

-Tus padres cuando supieron que deseabas dedicarte al mundo del espectáculo, te apoyaron de manera incondicional, o tenían sus reservas prefiriendo que te dedicaras a otra profesión quizás más estable.

-Mis padres nos dejaban hacer a todos los hermanos, no eran de estar siempre encima nuestro. Supongo que si tendrían algunas reservas, pero se las guardaron para ellos.

-Hablando de padres, por tu apellido Van Campen, entiendo que tu padre es holandés. Quieres contarnos cómo y cuándo se conocieron tus padres, para tener una hija tan hermosa y encantadora.

-¡Gracias por el piropo! Mis padres se conocieron en Francia, los dos coincidieron estudiando francés en la universidad de Dijon. Y un par de años más tarde, después de muchas cartas, mi padre vino a España donde juntos crearían la primera escuela de idiomas que hay en Sant Cugat del Vallés. Actualmente se llama Sprint Idiomes y la lleva mi hermano mayor.

-Muchos te habrán preguntado esto, pero por tu altura imagino que habrás practicado algún deporte en tu infancia, como Baloncesto, Balonmano… y seguro que debiste ser muy buena. O me equivoco y es debido a una genética familiar excepcional.

-¡Hombre lo de ser alta sí que viene dado por la genética! ¡ja! ¡Ja! ¡ja! Siempre me ha gustado el movimiento y los juegos de equipo, aunque nada que ver con mi altura, que con lo tímida que era de pequeña la llevaba como podía. Y en el colegio jugué tanto a baloncesto como a balonmano. Pero en el patio también a futbol o a carreras de caballos, que por la altura sí que siempre me tocaba de caballo.

-Qué recuerdos guardas de tus inicios como alumna de arte dramático, y en algún momento llegaste a pensar que no estabas hecha para ello.

             -Guardo los mejores recuerdos del Institut del Teatro de Terrasa, fue una época realmente feliz ¡y el tiempo me daba para mucho! Estudiaba y trabajaba a la vez. Si he tenido dudas sobre si estoy hecha o no para ello me vienen más de mayor, cuando muchas mujeres tenemos un vacío de trabajo de años por falta de papeles de nuestra edad.

-También has sido de joven una modelo excepcional, lo que se da muy a menudo. Muchas actrices o actores, comienzan como modelos y luego dan el salto a la interpretación. En tu caso cómo fue ese proceso evolutivo.

-En mi caso tenía muy claro que quería entrar en el Institut del Teatre, pero como suspendí una asignatura de COU (que entonces era el curso que se hacía antes de ir a la universidad), ese año decidí trabajar de modelo para luego poder pagarme los estudios e independizarme, y así fue. Son dos profesiones distintas pero tienen en común muchas cosas que en ese momento me sirvieron de experiencia para los dos mundos.

-Hablando de modelo, en los años 90 te hiciste enormemente famosa con aquella frase <<Busco a Jacq´s>>. Qué significo para tu persona convertirte en un slogan y una imagen, que duró durante bastantes años y que todavía hoy en día se recuerda, entre los que tenemos cierta edad. Fue un San Benito que te ha costado desligar de tu persona, o lo aceptas como algo propio de todo artista.

-Uf, es que a mi eso me queda muy lejos. La verdad cuando haces un trabajo durante unas horas a los 19 años, nunca piensas que va a tener tanta repercusión. Pero claro, lo pasaron durante muchos años por Navidad y sí, se ha quedado como un hito en mi vida aunque para mi es un trabajo más de una época en que la hice muy buenos trabajos de modelo. No me parece mal el anuncio en sí, situado en su época, pero ahora estaría muy bien petarlo con un trabajo actoral y que por fin mi referencia ya no fuera un spot de colonia.

-Has trabajado en numerosas series, películas y obras de teatro, interpretando diversos personajes de todo tipo. De todos ellos cuáles te resultaron más complejos y difíciles, y en cambio a que otros personajes les tienes un especial cariño por lo que significaron en tu vida, aunque no te fueran complicados de interpretar.

-Le tengo especial cariño al Pozzó de “Esperando a Godot” que hice con Frederic Roda justo al salir del Institut del Teatre, porque me encanta Samuel Beckett y formar parte del montaje de una de sus obras era uno de mis sueños. Como también lo fue trabajar con Fernando León con el personaje de Ángela. Pero quizás el más complejo es el que estoy haciendo ahora en el monólogo “Más o menos” de Aldo Nicolaj dirigido por su hijo Luca Nicolaj, en el que interpretó una mujer que no tiene memoria. Y en cine sin duda el más complejo fue Claire de “Fausto, la venganza…”, por el idioma, el personaje tan malvado y sexual… pero me divertí mucho.

-De todos los compañeros y compañeras con los que has actuado a lo largo de tu vida, con cuáles has llegado a aprender más de esta profesión tan alucinante y repleta de riqueza, y de tod@s ell@s con quiénes te gustaría volver a coincidir por la buena química nacida en vuestras interpretaciones y fuera de ellas.

-Un rodaje o montaje teatral siempre es complicado y a veces no es tan fácil que se forme un grupo compacto. Y entonces cuando ocurre es algo mágico. Tengo muy buen recuerdo de Palace con El Tricicle. Y fue muy bonito el equipo que formamos en Princesas con las chicas de la peluquería, ¡por supuesto repetiría con Fernando León! Aprendí mucho en la serie “Mi querido Klikowsky”, con Jordi Frades en Cota Roja… y en definitiva de todo lo que hago siempre me llevo buenos aprendizajes, cada trabajo viene con la enseñanza justa para el momento vital que transito.

-Actualmente no estas en primera plana de popularidad, pero eso no indica que no estés trabajando y actuando. Qué nos puedes contar de tus nuevos proyectos a futuro, bien teatrales, televisivos o cinematográficos, en los que te vayas a ver envuelta, de cara a esos lectores que quieran disfrutar viéndote actuar.

-Actualmente sigo con el monólogo “Más o menos” de Aldo Nicolaj, dirigido por Luca Nicolaj, sobre una mujer que ha perdido la memoria. Estaré del 2 al 5 de Noviembre en la sala La Quàntica de Barcelona. Y también estoy preparando un recital de poemas de autoras palestinas con el músico Aziz Khodari.

-Sabemos que muchos artistas en mayor o menor medida, tienen manías o supersticiones a la hora de subirse sobre un escenario. En el caso de Mónica Van Campen, existe alguna que sea confesable y no te de vergüenza reconocer.

-Manías y supersticiones no tengo, pero sí me gusta tener varias horas para prepararme y estar un rato en el espacio antes de la función.

-A lo largo de la historia del séptimo arte y del teatro, han existido numerosos momentos que han marcado una historia en la retina de los espectadores. En tu caso, a qué momento exacto te gustaría asistir como público o actuando, para sentir y vivir lo que allí sucedió.

-Me hubiera gustado formar parte de cualquier espectáculo de Peter Brook, Eugenio Barba, o Pina Bausch (aunque no sea bailarina)… y de cualquier película de John Cassavetes. Esa época, donde parece que las compañías de teatro eran familias de creación.

-Para concluir, existe alguna pregunta que te hubiera gustado responder y que no has tenido la oportunidad de hacerlo.

-Las que faltan ya serían una conversación sobre la vida, ¿no?

Sin más, quiero agradecerte enormemente Mónica Van Campen el tiempo que nos has dispensado, de tu simpatía y encanto, y espero tengas a bien responder a unas preguntas tipo test, que nos ayudarán a conocerte mejor en gustos personales y preferencias artísticas.

¡Muchas gracias, Mónica Van Campen! Quiero desearte todo lo mejor para tus futuros proyectos artísticos en los que te veas envuelta en los próximos años y que sigas tan espléndida como lo eres ahora.

-Muchas gracias, ¡igualmente!

PREGUNTAS TIPO TEST:

¿Un personaje histórico? Jesús de Nazaret,

¿Una época? Ésta.

¿Un pintor? William Kentridge.

¿Un escultor? Nicola Hicks.

¿Un escritor? George Orwell.

¿Un poeta? Cesare Pavese.

¿Un libro? 1984.

¿Una película? Hoy diré “Un día perfecto”.

¿Un director de cine, teatro o televisión? John Cassavetes.

¿Un actor? Daniel Day-Lewis entre muchos otros…

¿Una actriz? Gena Rowlands entre muchas otras…

¿Un compositor? Ludovico Einaudi por ejemplo.

¿Un cantante? Ahora estoy escuchando a Rosalía, pero quién sabe qué cantante diría, cuando esta entrevista se lea.

¿Un músico? Eric Clapton.

¿Una flor? La campanilla.

¿Un animal? El caballo.

¿Una estación del año? El verano.

¿Un lugar donde residir? El Maresme.

¿Un lugar que te gustaría visitar antes de morir? Japón.

¿Un color? El azul.

-Todo es entre muchas otras opciones y dependiendo del día.

Ricardo Campos

Deja un comentario