JORGE PABLO ALVAR EZQUERRA RECIBE EL PREMIO CASA DE GRANADA EN MADRID

El Premio “Casa de Granada en Madrid”, que se concede anualmente, tiene por objeto reconocer los méritos de las personas, físicas o jurídicas, que se hayan distinguido por una reconocida labor en favor de Granada, enalteciendo su nombre, favoreciendo su imagen y difundiendo el conocimiento de su tierra y de sus gentes. Aunque instituido en los Estatutos de la Casa desde el año 2014, empezó a concederse en 2017, habiendo sido distinguido con él en esa primera edición el músico y director de orquesta granadino Miguel Ángel Gómez Martínez. El maestro ha llevado a Granada por el mundo entero a través de sus conciertos en los lugares más prestigiosos.

Presidente de la Casa de Granada en Madrid, Francisco Almendros

En la segunda edición el premio fue concedido al diario Ideal de Granada por su larga historia de dedicación a los granadinos, logrando penetrar en su alma hasta convertirse en un elemento necesario en su día a día. La tercera edición tuvo como ganador al gran periodista Escolástico Medina, Tico Medina, entrevistador de los personajes más importantes del siglo pasado. El premio, en su cuarta edición, fue concedido a Luis García Montero, uno de los más reconocidos poetas españoles de nuestro tiempo y que, como Director del Instituto Cervantes ha prestigiado a Granada a lo ancho del mundo. En la quinta edición, el premio quedó desierto por no poder recogerlo personalmente la persona premiada, requisito imprescindible para acceder al premio, según recogen las Bases por las que se rige.

Finalmente, en esta sexta edición, el premio ha sido concedido a Jorge Pablo Alvar Ezquerra.

En una emotiva ceremonia celebrada en la Casa de Granada en Madrid, se entregó el premio “Casa de Granada en Madrid” a Jorge Pablo Alvar Ezquerra, destacado médico y científico cuya vida profesional ha sido dedicada a combatir las denominadas enfermedades de la pobreza en todo el mundo. Este reconocimiento no solo destaca su impresionante trayectoria científica, sino también su valiosa contribución al arte, reflejo de las emociones profundas y la humanidad que impregnan su labor.

La carrera de Jorge Alvar Ezquerra se ha caracterizado por un compromiso inquebrantable con la salud pública y la lucha contra las enfermedades tropicales desatendidas. Inició su camino en el Instituto de Salud Carlos III, donde desempeñó un papel crucial en el avance de la medicina tropical. Posteriormente, su talento y dedicación lo llevaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra, Suiza, donde lideró el programa de Control de Leishmaniasis desde 2004 hasta 2012, lanzando ambiciosos programas de control de esta devastadora enfermedad.

No obstante, su impacto global no terminó ahí. Como director científico de la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi), Alvar ha coordinado esfuerzos internacionales para desarrollar tratamientos accesibles y efectivos para las poblaciones más vulnerables. Bajo su liderazgo, DNDi recibió el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional en 2023, un reconocimiento a su arduo trabajo y contribuciones significativas en el campo de la salud pública.

Nacido en Granada en 1952, Jorge Alvar Ezquerra es doctor en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid y diplomado en Medicina Tropical por el Instituto Bernhard Nocht de Hamburgo. Su carrera académica y profesional es vasta y prestigiosa, incluyendo su tiempo como científico visitante en la Universidad de Cambridge y como profesor asociado de Parasitología en la Universidad Complutense.

Sus logros han sido ampliamente reconocidos a nivel nacional e internacional. Es académico correspondiente de la Real Academia Nacional de Medicina desde 1994, y ha sido galardonado con la Insignia de Oro de la Universidad de Antioquia y la medalla del Rajendra Prasad Memorial Research Institute. Además, ha recibido premios de investigación como el de la Sociedad Geográfica Española y el Carlos IV en Medicina Preventiva y Salud Pública.

Con más de 200 publicaciones científicas y media docena de libros, Alvar ha contribuido significativamente al conocimiento y la comprensión de las enfermedades tropicales desatendidas. Su enfoque en la epidemiología y la salud pública ha sido fundamental para el avance en el tratamiento de enfermedades parasitarias, especialmente la leishmaniasis.

Actualmente, Alvar coordina un ensayo clínico en fase III para el tratamiento del kala-azar en África, subvencionado por la Unión Europea, demostrando su continuo compromiso con la mejora de la salud global.

La ceremonia de entrega del premio también sirvió como inauguración de una exposición que revela la faceta artística de Jorge Alvar Ezquerra. Pintor y escultor talentoso, Alvar utiliza el arte para plasmar las emociones y experiencias derivadas de su trabajo con las poblaciones más marginadas. Esta exposición, alojada en la sede de la Casa de Granada en Madrid, ofrece una visión única de la sensibilidad y profundidad emocional que caracterizan al científico.

El premio “Casa de Granada en Madrid” otorgado a Jorge Pablo Alvar Ezquerra es un merecido reconocimiento a una vida dedicada al servicio de los demás. Su excepcional trayectoria profesional, combinada con su talento artístico, lo convierte en un ejemplo inspirador de compromiso, empatía y excelencia. La Casa de Granada en Madrid se honra en reconocer a un granadino cuyas contribuciones han tenido un impacto global tan profundo y duradero.

El Premio que se entregó a Jorge Pablo Alvar, elaborado por el escultor Pedro Requejo sobre una idea de la Junta Directiva, consiste en un disco de bronce interrumpido en su parte superior con una hendidura que separa dos superficies en las que se mezclan motivos identificativos de Granada y Madrid.

Durante la misma ceremonia en la que se entregó el premio “Casa de Granada en Madrid” a Jorge Pablo Alvar Ezquerra, se reconoció a varias personalidades destacadas con la distinción de SOCIOS DE HONOR DE LA CASA DE GRANADA EN MADRID. Estas distinciones celebran las contribuciones excepcionales de individuos que han promovido y enriquecido la cultura y el prestigio de Granada en distintos ámbitos.

José Víctor Berrio de Haro

El empresario de la restauración José Víctor Berrio de Haro fue honrado por su notable labor como introductor de la cocina granadina en la capital de España. Berrio de Haro ha sido una figura clave en la promoción de la gastronomía granadina, destacándose por su compromiso con la autenticidad y calidad de los productos tradicionales. Su restaurante en Madrid se ha convertido en un referente de la cocina andaluza, llevando los sabores y tradiciones culinarias de Granada a un público más amplio y diverso.

Teresa Medenilla Bernales, Duquesa de San Pedro de Galatino y Condesa de Benalúa

Teresa Medenilla Bernales, Duquesa de San Pedro de Galatino y Condesa de Benalúa, recibió la distinción por su continuo apoyo y contribución a la ciudad de Granada. Conocida por su filantropía y dedicación a diversas causas sociales y culturales, la Duquesa ha trabajado incansablemente para mejorar la calidad de vida de los granadinos. Su labor benéfica y su promoción de la cultura y el patrimonio de Granada han dejado una huella perdurable en la comunidad.

Antonio Jiménez Blanco Carrillo de Albornoz

Antonio Jiménez Blanco Carrillo de Albornoz, un reputado jurista, fue también reconocido como socio de honor. Con una carrera destacada en el ámbito del derecho, Jiménez Blanco ha contribuido significativamente al desarrollo y la promoción de la justicia en España. Su profundo conocimiento y experiencia en la jurisprudencia han sido fundamentales en la formación de políticas y prácticas legales en el país, y su vínculo con Granada ha sido siempre evidente en su trabajo y dedicación.

Amador Enseñat y Berea

El Jefe del Estado Mayor del Ejército, Amador Enseñat y Berea, recibió la distinción en reconocimiento a su servicio y liderazgo en las Fuerzas Armadas españolas. Con una carrera militar ejemplar, Enseñat y Berea ha demostrado un compromiso inquebrantable con la defensa y seguridad del país. Su dedicación y profesionalismo han sido cruciales en la modernización y eficacia del Ejército español, y su reconocimiento como socio de honor destaca la importancia de su vínculo con la ciudad de Granada.

EL ACTO ESTUVO ACOMPAÑADO DE MÚSICA Y EXPOSICIÓN DE PINTURA.

Recital musical a cargo del trío Bauhaus.

TRÍO BAUHAUS Jorge Llamas (violín), Guillermo Gil (viola), Irene Celestino (violonchelo).

PROGRAMA Jesús de Monasterio (1836-1903) Adiós a la Alhambra Franz Schubert (1797-1828) Trío en Si bemol Mayor, D471.

Público asistente
Ángeles Martínez y Carmen Robledo asistieron al evento en representación del Proyecto Global de Cultura Granada Costa

EXPOSICIÓN “La utopía de la vida es un viaje de ida y vuelta” El camino del descubrimiento interior es la fantasía de un viaje sin límites donde cada paso nos trasforma en la realidad de quiénes somos y cómo valoramos la vida. El médico de bota, el que recorre caminos en búsqueda de la enfermedad en los sitios más lejanos, en su viaje de ida, tiene la doble ganancia de ver donde nadie ve y ser querido donde no hay espacio para la esperanza. Pero, finalmente, se regresa. Y al volver, cuando la nostalgia invade y la amistad se ha depurado sin querer, uno aprecia el esfuerzo ajeno que ha tejido la historia de los mejores valores sociales. Al médico ya no le queda tiempo para volver a empezar, pero el arte se vuelve su cómplice y viene a ser su refugio emocional, el espacio para reflexionar sobre nuestra relación con el tiempo, el cambio y la fugacidad: ¿podrá el bronce vencer el olvido? En el recorrido, han quedado dibujos, acuarelas o esculturas que han ido sintetizando todas esas utopías, las de viajar, las de la amistad, las de los mitos y sus esfuerzos, las de la permanencia que, en un ramillete seleccionado, se presentan hoy, con la misma pregunta entre las paredes de la Casa de Granada que se hacía Marañón: “¿Para qué estoy aquí, sino para considerar, confuso y anhelante qué puedo hacer que no hice?” Jorge Alvar.

Terminado el acto se ofreció un vino de Hermandad a los asistentes.

Carlos Álvaro Segura Venegas

Deja un comentario