ENTREVISTA A LA JUGADORA DE BALONCESTO ROSÓ BUCH

Entrevista por Ricardo Campos Urbaneja

Irún

                Queridos lectores del Granada Costa, para esta ocasión y saliéndome de mis habituales entrevistas a personalidades de la interpretación, de la música y otros ámbitos culturales, tengo el enorme privilegio y placer de entrevistar a la formidable jugadora de Baloncesto Rosó Buch (Mataró, 24/07/1992).

                En la actualidad Rosó Buch juega en el Gernika KESB de Vizcaya equipo por el que ha renovado contrato recientemente, después de llevar en él desde el 2020 jugando en la posición de escolta con su 1,76 ó 1.79 según el medio que miremos, pues en lo de las alturas no muchos aciertan. El hecho de haber renovado con ellos, nos demuestra que está satisfecha y contenta de jugar en dicho Club y de disfrutar de las tierras Vascas.

                Rosó Buch pasó toda su carrera formativa en la UE Mataró, donde jugó en Categorías inferiores del 2003-2009, hasta que llegó al primer equipo que se llama Platges de Mataró en el cual llegó a jugar en Liga Femenina 2 en las temporadas 2009-2010 y 2010-2011. Del equipo de su ciudad natal pasó al CB Cáceres, dentro de la misma categoría del 2011-2012. Ya en la temporada 2012-2013 dio el salto definitivo a la máxima categoría femenina, al ser fichada por el Club Polideportivo Bembibre, donde permaneció del 2012 al 2015. En el 2015 ficha por CB Conquero de Huelva donde consiguió la Copa de la Reina en el 2016 para después acabar recayendo en el Uni Girona del 2016 al 2020, con los que consigue la Liga DIA y la Súper Copa en el 2019. En el 2020 recae en el Valencia Basket y ese mismo año termina fichando por el Gernika KESB donde lleva el dorsal 66.

                Ha sido internacional en categorías inferiores de la selección española, logrando la medalla de oro en el Europeo Sub-18 en el 2009.

                En la actualidad es una de las mejores jugadoras de la Liga Endesa, especialmente por su manera de acertar desde los 6,75 y su extraordinaria manera de hacer penetraciones a canasta. El hecho de no haber terminado jugando con la selección absoluta es debido a que en su posición han habido y están surgiendo en el presente otras jugadoras de gran calidad y talento también, y son pocas las llamadas y menos las elegidas. Aunque seguro que si todo va bien, algún día la podamos ver llevando la camiseta de la absoluta, a pesar de que su edad nos haga pensar lo contrario.

                Sin más preámbulos daremos comienzo a la entrevista con esta excelente jugadora y persona que es Rosó Buch, que ha tenido la gentileza de concedernos un tiempo dentro de su apretada agenda, entre partidos y entrenamientos, dado que están inmensos en plena competición liguera.

                -Lo primero quiero agradecerte Rosó Buch, la atención que has tenido para ser entrevistada para el Granada Costa. Pues aunque sea un periódico Socio Cultural más centrado en las Artes, considero que l@s deportistas también atesoran un arte que debemos conocer, y si con esta entrevista ayudo a hacerlo ver y contribuyo para que el Baloncesto Femenino de este país sea más popular y seguido, habremos triunfado tras los cuatro cuartos de 10 minutos sin prorrogas. Mi primera pregunta como es ya una tradición, a qué edad y cómo te nació la pasión por el deporte y especialmente por el Baloncesto.

En mi familia y en casa siempre se ha respirado mucho baloncesto. Mi padre jugó a baloncesto, mi hermano también estaba jugando a baloncesto y yo empecé en extraescolares en el colegio. Se me daba bien, y vino la UEM a ficharme y empecé a jugar allí con 10-11 años y allí me quedé. Me sentí feliz desde el primer día.

                -Tus padres cuando supieron que deseabas dedicarte al Baloncesto, te apoyaron sin medidas, o tenían sus dudas. Esperando quizás que te dedicaras a otra profesión con más seguridad sin riesgo de lesiones que pudieran truncar tu carrera profesional.

Mis padres no sabían hasta qué punto yo podría dedicarme al baloncesto. Cuando tuve la primera oferta profesional en Cáceres, con 18-19 años la única condición que me pusieron fue que continuase estudiando.  Y así fue. Hasta entonces siempre han sido mi mayor apoyo, y les encanta seguirme en el mundo del baloncesto. ¡Ahora mismo incluso me dicen que me dedique al baloncesto hasta que pueda! Saben que lo disfruto, y tengo la suerte de que sea mi trabajo y se me pague bien.

                -Cuando comenzaste quizás tendrías algún ídolo al que querías emular de algún modo. En mi caso de chaval cuando jugué con mi colegio, nuestra camiseta era Verdi Negra y mi dorsal el 8, y mi ídolo por aquel entonces era Jordi Villacampa y mi equipo de siempre el Joventut. En el caso de Rosó Buch, quién era esa estrella que te encaminó al Baloncesto.  

En mi caso de pequeña me gustaba mucho Jasikevicius del Barcelona, y Núria Martínez que es de Mataró y ha jugado en muchísimos equipos. Ver a alguien de tu ciudad triunfar, hace que las cosas parezcan más posibles. Me ayudó en ese sentido.
¡Luego de mayores compartimos equipo y todo en Girona!

                -Cómo fueron aquéllos primeros años en el UE Mataró, comenzaste de Escolta o tuviste que pasar por diferentes puestos hasta encontrar el tuyo. Como quizás Ala-Pivot puesto que yo ocupé en el colegio, Alero, Base o partiste directamente de Escolta.

Siempre he sido alero, desde pequeña empecé en esa posición y me encantaba correr al contrataque y entenderme con las bases. Pero una vez a senior, incluso junior muchos entrenadores me ponían la base porque entiendo el juego y me gusta crear para el equipo. He llegado al punto en que mis años en Girona, y Valencia era la segunda base, teniendo minutos al dos y al uno. Ahora en Gernika voy de alero, pero muchos partidos juego al 1, así que soy una escolta 100% que me adapto a la posición que el entrenador me pida.

                -Siendo chaval, aunque era buen reboteador y aceptable tirador de fuera, carecía de destreza en la mano izquierda. En el caso de Rosó Buch, cuáles fueron las cosas que tuvo que perfeccionar y dedicarle más tiempo, para ser la jugadora tan completa que es ahora y de qué virtudes se siente más orgullosa como jugadora. Pues imagino que tendrías algún detalle bien físico o habilidoso, que debió corregir si quería llegar lejos.

                –¡Por supuesto! Y muchos detalles que me gustaría seguir corrigiendo. Todos tenemos una mano que es más dominante, en mi caso es como el tuyo, la izquierda tuve que mejorarla y aun hoy en día no es mi mano fuerte, pero me puedo defender.

                -Cómo recibiste el saber que te fichaba un equipo de la Primera Categoría como el Club Polideportivo Bembibre. Celebraste el hecho de haber alcanzado un sueño al fin dentro de tu carrera. Pues imagino que en algún momento dudarías de si tenías futuro para este deporte tan exigente.

                –Fue una buena noticia, recuerdo alegrarme mucho y estaré siempre agradecida a Chiqui Barros, mi entrenador, y al club Bembibre. Llegó un momento en el que supe que podría llegar, pero siempre tienes dudas de si la oportunidad te llegará.

                -Tras varios periplos con mejor o peor suerte, terminaste recayendo en un Club histórico como el Uni Girona, actualmente llamado Spar Girona, que tiene unos de los palmares más importantes de España, junto a Perfumerías Avenida y el desaparecido Ros Casares. Cómo te sentiste al fichar por uno de los grandes, y el hecho de lograr con ellos dos títulos de España, como la Liga y la Súper Copa. Imagino que lo celebrarías a tope con aquellas jugadoras. Nos puedes contar las sensaciones y el equipazo que teníais por aquel entonces.

                –Lo sentí como un paso adelante en mi carrera. Venía de ganar la Copa de la Reina con el Conquero, de sentirme importante y sentía que debía ir más allá, Girona me ofrecía jugar por primera competición europea y hacerlo en un equipo como bien dices, de los mejores de España, por lo que significaba que iba a luchar por todos los títulos año si año también.

                Lo celebramos muchísimo por supuesto. No es fácil ganar títulos y en mi caso fue muy especial porque levanté los títulos como capitana delante de mi gente, mi familia, mis amigas, mi casa. Fueron unos momentos inolvidables.

                -Estuviste después poco tiempo en el Valencia Basket, hasta terminar en tu actual equipo el Gernika KESB, que ha entrenado una histórica de la Selección como Ana Montañana. Qué nos puedes contar de estar bajo las órdenes de una jugadora con tanta historia y medallas con la selección, y ser una de las pocas entrenadoras femeninas que entrenan en la máxima categoría.

                 -Entrenar con Ana fue de aprendizaje y de retos. Tenemos personalidades muy diferentes y al principio nos costó encajar, pero a lo largo de la temporada conseguimos entendernos y puedo decir que acabamos muy bien. Como jugadora ya sabes que todos los años son diferentes y que durante una temporada hay miles de momentos, por lo que si uno trabaja y sigue concentrado al final todo llega. Ana es una entrenadora respetada y fue una jugadora excepcional por lo que entiende de baloncesto y tiene muchas cosas que aportar y enseñar.

                -Has vuelto a renovar con el Gernika KESB, eso me hace pensar que estás encantada con la acogida que tienes de la afición al Baloncesto de ahí, de la confianza que tiene el cuerpo técnico en ti y de que sientes a gusto, lo que es lo más importante. Pero también tendrá que ver el buen trato que te dará la ciudadanía Vizcaína y la buena gastronomía que se tiene en el País Vasco. Qué nos puedes contar de esa decisión por seguir en el Gernika KESB.  

                –Es mi cuarta temporada en Gernika y estoy muy contenta con la gente de Gernika y Vizcaya en general. Nos cuidan de maravilla, pero además nos animan y nos empujan día sí día también. Es un placer luchar por estos colores y hacerlo junto a Maloste, es un pabellón pequeñito pero que se llena y es muy difícil ganar allí. Como bien dices, en el país vasco se vive muy bien, se respira aire puro, hay la tranquilidad de las montañas, del verde, pero además tienes playa, buena comida, y buena gente. En cuanto al club sigue apostando por mi, me siento valorada, respetada e importante y ahora mismo es lo que quiero como persona, pero es que además es un club que apuesta fuerte, que lucha por estar arriba y competir contra los mejores y eso como jugadora es lo que me motiva, lo que me hace tener esta ilusión de estar en Gernika porque se pueden hacer grandes cosas.

                -Con la Selección Sub-18 en el 2009, ganasteis el ORO EUROPEO. En la aquella selección coincidiste con algunas que están actualmente en la absoluta, como Leonor Rodríguez, Laura Gil, Queralt Casas, etc… Donde fueron claves Leonor Rodríguez y Amaia Gastaminza en la final contra nuestro eterno rival Francia. Cómo fue aquélla experiencia y tu aportación en aquel logro tan importante. Imagino que rozarías el cielo por la parte que te tocaba como jugadora.

                –Si te soy sincera no recuerdo quien jugó bien o quien no, lo que más tengo en mente es que creamos una familia todo el mes y pico que estuvimos concentradas, tengo muchísimas anécdotas. Es un gran hecho tener una medalla de campeona de Europa, pero lo que más me hace feliz es haberlo vivido de la forma en que lo hice. Me acuerdo que tenía un saludo con cada jugadora antes de salir a jugar, ¡incluso con el entrenador!

                  -Según he escrito en la introducción, nunca has estado jugando con la Selección Absoluta. Lo que puede ser comprensible por una parte, y es que en tu puesto tenéis mucha competencia, y lamentablemente son pocas las llamadas y menos las elegidas. Te ves algún año vistiendo la camiseta absoluta. Pues ya han existido otros casos que incluso más veteranas que tú, se la han terminado poniendo finalmente. Entiendo que como deportista será uno de tus grandes sueños no cumplidos, entre otros muchos supongo.

                –Siempre he dicho que me encantaría ir a la Selección, a quien no, y es cierto que el nivel sobre todo en cuanto a jugadoras exteriores es enorme, y la forma de competir es inmejorable, pero es verdad que no es mi objetivo porque por muchos resultados que consiga la llamada no ha llegado. Hay muchos factores que no dependen de mí, yo dejaré mi baloncesto y mi pasión jugar, disfrutar en la pista como vengo haciendo, si llega el momento estaré muy contenta, pero sino llega estoy muy orgullosa de mi carrera como jugadora.

                -A lo largo de la historia han existido momentos memorables en el Baloncesto Femenino, que han marcado las páginas de libros y periódicos. A cuál de todos ellos le habría gustado asistir como público o jugadora a Rosó Buch. Para vivirlo en primera persona y disfrutar del momento.

                –Como jugadora me hubiese encantado estar en cualquiera de los momentos memorables, ¡JAJA! Al final nuestro trabajo tiene mucho sacrificio y esfuerzo, tener esa recompensa es algo muy satisfactorio. Me quedó con los Juegos Olímpicos, en Rio 2016 la selección consiguió la medalla de plata, tiene que ser espectacular vivir unas Olimpiadas.

                -Sabemos que muchos deportistas tienen sus manías y supersticiones, antes de afrontar un partido o alguna manía con su indumentaria. En el caso de Rosó Buch existe alguna que pueda ser confesable y no te de vergüenza reconocer. 

                 –De pequeña tenía más manías, ahora reconozco tener algunas como por ejemplo jugar con ropa interior negra, si me lesiono con unas zapatillas no quiero usarlas más, y soy supersticiosa en el sentido de no pasar la sal mano en mano, no pasar debajo de unas obras, etc.

                -Para concluir existe alguna pregunta que te hubiera gustado responder, y que no has tenido la oportunidad de hacerlo.

                –¡Las preguntas están geniales! Quizá añadiría que tengo la carrera de Administración y Dirección de Empresas, y un Máster de gestión deportiva. Es importante hacer ver a los más pequeñas que es importante seguir estudiando y formándote. Por desgracia el mundo del deporte femenino no se paga ni de lejos las cantidades que se mueven en el masculino así que cuando se acabe mi carrera como jugadora tendré que buscarme la vida en el mundo laboral como todos.

                Sin más, quiero agradecerte Rosó Buch el tiempo entretenido y ameno que nos has hecho pasar, y la atención que me has dispensado para realizarte la presente entrevista. Y como último esfuerzo para evitar tener que llegar a la prorroga, espero que nos quieras anotar uno de esos triples que se te dan tan bien, o realizarnos una de esas excelentes entradas a canasta con las que deleitas a los aficionados, respondiendo a una serie de preguntas tipo test, con las que nos darás a conocer tus gustos y preferencias, en aspectos culturales y personales. 

                ¡Muchas gracias, Rosó Buch! Quiero desearte una formidable temporada con el Gernika KESB y que podamos verte antes de tu retirada, vistiendo la camiseta de la absoluta. Lo que me daría una enorme alegría, por que te lo mereces con creces.

                PREGUNTAS TIPO TEST:

¿Un escultor? Jeff Koons. 

                ¿Un libro? La saga de Reina Roja.

                ¿Una película? El indomable Will Hunting.

                ¿Un director de cine, teatro o televisión? Steven Spielberg.

                ¿Un actor? Matt Damon.

                ¿Una actriz? Catherine Zeta-Jones.

                ¿Un compositor? W. A. Mozart.

                ¿Un cantante?  Zaz ( Cantante francesa Isabelle Geffroy).

                ¿Una flor?  La flor de hibisco, la flor hawaiana.

                ¿Un animal? El gato.

                ¿Una estación del año? El verano.

                ¿Un lugar donde residir? Mataró.

                ¿Un lugar que te gustaría visitar antes de morir?  Islas Seychelles.

                ¿Un color? El naranja.

Deja un comentario