Queridos lectores del Granada Costa, para esta ocasión tengo el enorme y maravilloso privilegio de entrevistar a está genuina y grandiosa actriz que es María Assumpció Rodés Serna, más conocida como Assumpta Serna (Barcelona, el 16 de Septiembre de 1957).

              Estudio derecho y se formó artísticamente en el Instituto del Teatro, entrando en contacto con la escena independiente catalana de los primeros años de la democracia. Maneja con fluidez los idiomas catalán, castellano, inglés, italiano, francés y portugués.

              Además de la interpretación también es profesora de interpretación. Institucionalmente ha presidido AISGE y ha sido representante de la Academia de cine Europea, organizando los premios EFA en 2004 con un presupuesto de 1.500.000 dólares y actualmente sirve en el Comité- rama actores- de la Academia de Hollywood. Durante todos estos años ha residido en Barcelona, Paris, Nueva York, Los Ángeles, Londres, Buenos Aires y Madrid. En ocasiones en más de un sitio e incluso a la vez y a menudo en habitaciones de hotel, por su profesión de actriz.

              A lo largo de su carrera que abarca unos 43 años, ha recibido incontables premios y reconocimientos por su labor interpretativa y su profesionalidad. Nada menos que 25 premios internacionales, dentro de un total de 115 películas, 47 personajes distintos en TV… 27 como protagonista en 6 idiomas distintos. Lo que demuestra un recorrido que deja sin aliento sólo el pensarlo. De los que podemos destacar algún Premio Sant Jordi, algún Fotogramas de Plata, un Premio ACE, un Premio ADIRCAE, un Premio TP de Oro, Festival de Cine de Suspense de Cognac, Premio Cóndor de Plata, Festival Internacional de Cine de Gijón, Festival Internacional de Cinema de Comedia de Peñiscola, un Premio Gaudí, etc…

              Ha actuado en 20 países diferentes bajo la dirección de directores de mucho prestigio, como Pedro Almodóvar, Carlos Saura, Pilar Miró, Pedro Olea, Scott McGehee, Sam Fuller, David Siegel, Andrew Fleming, Miguel Picazo, Emilio Martínez Lázaro, Bigas Luna, Miguel Hermoso, Carles Torras, Oliver Hirschbiegel o M. Luisa Bemberg y con productores como Elías Querejeta, Terry Gilliam, Michael Mann y Tom Fontana y con actores de la talla internacional como Mickey Rourke, Rutger Hauer, F. Murray Abraham, Antonio Banderas, Joseph Gordon Levitt, Ray Winstone, Helena Bonham Carter, Will Patton, Sean Bean, Max Von Sydow, Neve Campell, Fairuza Balk, Carré Otis, Robert Foxwworth, Lorenzo Lamas, David Selby, Jane Wyman, Susa Sullivan, Mel Ferrer…

              Comenzó en el exitoso montaje de Antaviana junto a Dagoll Dagom y en 1978 debutó en el cine cuando interpreto a Montse en la película La orgía de Francesc Bellmunt. Posteriormente se mudó a Madrid donde cambió su apellido artístico, y en 1982 destaca en la película Dulces horas de Carlos Saura, donde interpreta 2 personajes, el de Berta y Teresa por el que le conceden premios de mejor actriz. En 1986 logra consolidar su popularidad tras protagonizar la película Matador de Pedro Almodóvar, donde da vida a María Cardenal.

              Gracias al conocimiento de varios idiomas, consigue acceder a producciones de cine y televisión de distintos países de Europa y América. Entre esas participaciones podemos destacar Orquídea salvaje de Zalman King , Yo, la peor de todas, Nostradamus, Jóvenes y brujas, Kiss & tell, etc…

              Dentro de las múltiples series televisivas tanto de España como en el extranjero, podemos destacar como trabajo más sonado en este ámbito en 1989, cuando apareció en ocho capítulos de la legendaria serie de Falcon Crest, siendo la única figura española que participo en ella. Interpretando a Anna Cellini. En ese mismo año participa en la serie Valentina y en Brigada Central, donde aparece como personaje recurrente en el papel de Julia, luego vino el papel de Teresa en Sharpe y en el 2003 interpreta a la Reina de Inglaterra y primera esposa del Rey Enrique VIII, Catalina de Aragón en la película Henry VIII de la BBC. También ha aparecido en la comedia televisiva Aquí no hay quien viva y en 90-60-90, diario de una adolescente, y en la conocida serie Borgia donde interpreto el personaje de Vannozza dei Cattanei, la amante de Rodrigo Borgia, papa Alejandro VI y madre de sus cuatro hijos, César, Lucrecia, Juan y Jofre, en Tierra de lobos y El Crac…

              Dentro de la gran pantalla se encuentran El crimen de Cuenca, Extramuros, Lulú de noche, Lola, El maestro de esgrima, Como un relámpago, Trash, además de La cripta, La rebelión de los pájaros, Dulces horas, Soldados de plomo, Coto de caza, El jardín secreto, Matador, Havanera 1820, Desvío al paraíso, The Shooter, Les cent et une nuits de Simon Cinéma, Bullfighter, Pourquoi pas moi, Nana, Don Quichotte ou Les mésaventures d´un homme en colêre, Uncertainty, Un si beau voyage, El asesino a sueldo, Atrapats, Red de libertad, Bernarda y He matado a mi marido…

              En el año 2019 regresó al teatro con la ópera El canto general de M. Theodorakis en Bruselas, dirigida por Daniel Lipnik, y en el año 2020 actuó en el musical La canción de Ipanema en Barcelona.

              En el año 2021, se exhibió en festivales de cine Expansivas, una coproducción argentino-española, y el film de producción estadounidense He matado a mi marido de Francisco Lupini, rodado en Los Ángeles, para Amazon. También ese año rodó La Sirvienta con el Director Pablo Moreno, siendo la cuarta vez que trabajan juntos. La primera película fue en el 2018, cuando actuó como una heroica monja francesa en Red de libertad.

              Como docente en el Centro Profesional de formación cinematográfica de la Fundación First Team, Assumpta Serna y Scott Cleverdon, diseñaron el primer master de 250 créditos con la Universidad URJC en la especialidad de Interpretación audiovisual para actores.

Desde el año 2000, ha escrito un libro sobre técnicas de interpretación: “El trabajo del actor de cine”, libro de texto en numerosas universidades hispanas y españolas y Monólogos en V.O.  Está escribiendo junto a Scott Cleverdon dos libros: la actualización del Trabajo del actor de cine y un libro de escenas y monólogos para actores de cine y teatro.

En 2020, en plena pandemia, funda la “Familia de cine” (FdC), comunidad de profesionales del cine, teatro y TV con más de 100 miembros a través de los más de 500 masterclases y coloquios con profesionales en su canal de YouTube. A través de FdC, participa con un equipo de juristas en la elaboración del Código de Buenas Prácticas del Actor en el Audiovisual.

Algunas de sus redes:

AssumptaIMdb  ImdbScott

Patreon, Facebook

YouTube, Twitter, Instagram

Pagina web Familia de Cine

Instagram FdC

Pagina web Escuela Assumpta Serna

              Sin más preámbulos, daremos comienzo a la presente entrevista con esta mujer que es ya todo un símbolo y un ejemplo de profesionalidad, talento, entrega, trabajo y belleza, que ha dado nuestro séptimo arte su mejor hacer a lo largo del pasado Siglo XX y que todavía en el XXI sigue haciendo la delicia de sus innumerables seguidores, con sus soberbias interpretaciones que no dejan indiferentes a nadie.

              -Primeramente quiero agradecerte enormemente Assumpta Serna el hecho de permitirme entrevistarte para el periódico socio cultural que es Granada Costa, lo que me supone todo un privilegio y un enorme placer personal. Mi primera pregunta como es ya una costumbre, a qué edad y cómo te nació la pasión por el mundo de la interpretación y la farándula.

              –Me gustaba experimentar con mis propias emociones desde que tengo uso de razón.  He tenido un don para la imaginación, la positividad y el liderazgo. Desde mis nueve años he asumido la responsabilidad de crear proyectos con tiempos limitados, con los compañeros y compañeras de colegio y me ha gustado transmitir a los demás de manera clara y entendible. Me ha gustado siempre leer en voz alta, emocionarme con la precisión de un discurso, de una idea y emocionarme con la belleza de la nobleza y de la belleza. Creo que en las clases de francés y de literatura, en el Bachillerato, que me daban profesores en el Instituto de enseñanza Media Verdaguer, en Barcelona fue cuando me di cuenta de que no solo no me daba vergüenza, si no que me transmitía una particular emoción de plenitud poder transmitir sensaciones, ideas, opiniones para cambiar el estado de ánimo de cada espectador, provocar sonrisas y risas… a través de una acción, de un silencio. A los 13 tenía muy claro que me gustaba comunicar con la gente y me parecía fascinante

              -Tus padres cuando supieron que deseabas dedicarte al mundo del espectáculo, te apoyaron de manera incondicional, o hubieran preferido que te dedicaras a una profesión más estable y segura.

              –Mi historia es la de muchos actores y actrices que todavía hoy, sienten el estigma que la sociedad impone a las profesiones liberales o culturales. La política está demasiado entroncada en la cultura de nuestro país. Los partidos utilizan y manipulan y crean noticias falsas. La búsqueda de la verdad que es en definitiva la base de toda manifestación artística, choca con el poder partidista que busca y escucha los intereses de una parte de la sociedad. “Los míos” y  los otros”. Las maneras de pensar y por ende, las manifestaciones artísticas han de ser plurales y no controladas por quien da el dinero. Es una señal de sociedad madura la que sabe escuchar y respetar todos los puntos de vista. La estabilidad y la seguridad no son precisamente ahora bien vistas en cualquier profesión. El desafío de estar reinterpretando quienes somos nos despista del sentido de la vida, que es el de ayudar y servir a los demás. Muy pocas instituciones o empresas saben poner el ser humano en el centro. La nuestra por definición, lo es. Hay muchos prejuicios que vencer personalmente y en grupo en nuestra sociedad española

              -De la época en que comenzaste tus estudios de interpretación, qué profesores te dejaron una huella especial por sus enseñanzas y de esos alumnos con los que compartiste clases, con algunos has tenido la oportunidad de coincidir sobre un escenario o en la pantalla qué nos puedes contar de esos tiempos.

              –A esas personas con las que empecé teatro, las respetaré siempre porque entiendo de donde llegan. Crecimos equivocándonos, desafiando al mundo y pensando que nosotros/ as teníamos la razón en todo. Esa generación que tuvo que colocar un horizonte casi imposible a realizar, la de la transformación de país desde el totalitarismo a la democracia, La generación que tuvo que correr para ponerse al día. Mis viajes, mi carrera internacional es esa ansia para entender cómo vivían en otros países y en otras industrias. Aquellos idealistas que eran entonces lo son/ somos todavía ahora.  Gracias a FB y al WhatsApp nos hemos vuelto a encontrar personas con las que compartimos ese camino. No hace mucho tuvimos una reunión en Barcelona con quince mujeres de mi instituto. Cada uno habló de lo que había sido su vida y de la sensación que teníamos de las demás. Lo que más me impresiona es que los valores que cada una tenía, porque forjaron su vida y la seguirán forjando. Escuchándolas, entendí la huella que había dejado en mí cada una de ellas. Es realmente un viaje de reflexión poder entenderte con los ojos de ahora. De mi dijeron que era absolutamente positiva y estoy contenta y orgullosa que a pesar de los reveses de la vida, nadie ni nada haya conseguido quitar mi ilusión en los encuentros, en los diferentes y plurales mundos de las personas.

              -El mundo de la interpretación es muy duro y complicado, quedándose mucha gente en el camino. En el caso de Assumpta Serna, hubo un momento en qué comenzaste a dudar de si habías escogido correctamente la profesión, tras seguramente recibir algunos rechazos en los comienzos.

              –No, realmente. Quizás por mi arrogancia positiva, siempre he sentido que, si me lo proponía, podía hacer cualquier cosa. Y todavía lo pienso y lo comunico a mis alumn@s. La fuerza de nuestra imaginación, de nuestra solidaridad con otros, abre montañas.

              -Veo que sabes seis idiomas nada menos, cómo envidio a las personas que tienen esa facilidad de aprendizaje y asimilación. Cómo llegaste a aprender tantos idiomas, te resulto difícil y no partías de serie familiar.

              –Todos me resultan ya fáciles, dentro de un orden. Me gusta trabajar en otra lengua que no es la mía, es otro reto. Pero también me gusta trabajar en catalán y en castellano, porque es donde me siento más segura para poder crear, conozco íntimamente la cultura y me resulta muy atractivo reflejar en el lenguaje, una clase social, un acento, un timbre de voz…La observación, la curiosidad pilar de mi profesión es la que me empujó a aprender los idiomas. Llegando de Catalunya no entendía porque los españoles no querían aprender mi lengua. Estando en Madrid y cuando en castellano, aprendí la belleza de mi segunda lengua. El francés en el Instituto me abría a las puertas de liberación, ése ejemplo de país que era en ese momento Francia. El inglés lo demandó mi profesión. Si querías trabajar en Europa, tenías que aprender la lengua común. Mis novios hicieron el resto. Hay que amar a alguien para aprender una lengua.

              -A lo largo de tu carrera has trabajado con innumerables directores, directoras,  actores y actrices tanto nacionales como internacionales. Cómo resulto trabajar con leyendas del séptimo arte como esas, siendo tú una actriz menos popular, te sentiste abrumada en algún momento, y como curiosidad nos puedes contar alguna anécdota que vivieses con alguno de ellos y que nos quieras compartir.

              –Nunca me he sentido abrumada porque he tenido, en general, una confianza en mi misma. Yo siempre he puesto todo mi esfuerzo en todos los personajes en los que he actuado. No he dejado pasar ni una oportunidad. He trabajado intensamente, muchas horas para que todo pareciera después fácil. No sé hacerlo de otra forma. Me han sorprendido aquellos actores y actrices que eran honestos, que tenían una gran cultura por todo el teatro que habían leído y por todas las situaciones en rodaje que habían vivido. Me ha encantado siempre oír las historias de los actores de generaciones pasadas y he querido siempre ser como ellos y aprender. Tengo anécdotas de Fernando Rey, que me decía: “Cuidado, que te pasará como a mi. Si haces una carrera internacional te olvidarán en tu país de origen”. De F. Fernán Gómez, de Landa, y de Agustín González recuerdo miles de anécdotas pícaras y divertidas. Sus ojos siempre estaban buscando la verdad. De Max von Sydow (Bergman), recuerdo su imagen en lo alto de una montaña, en el verano tórrido de Portugal, en calzoncillos, esperando pacientemente  que la chica de vestuario fuera a por su ropa…

              -Lo que a muchos les habrá sorprendido leer en la introducción es que trabajaste en la mítica serie de Falcon Crest, lo que ya muchos ni se acordarán de tu aportación en ella. Siendo la única actriz española que lo hizo. Cómo fue el casting de selección y qué nos puedes contar de trabajar junto a esos actores que algunos eran leyendas vivas del cine o estrellas de la televisión internacional. Imagino que estarías en una especie de nube alucinante.  

Siempre pongo de ejemplo a mis alumn@s actores y actrices,  el casting de Falcon Crest: Era uno de los pocos días lluviosos de Los Angeles. Con una enorme gripe que había pillado en unos cursos en la escuela de Sundance Film Institute (recién creada por Robert Radford en UTAH), me mandó mi nueva agente de LA una prueba para Falcon Crest. Yo estaba en la cama con mucha fiebre, sola. Consulté por teléfono a mi agente de España de toda la vida, Alsira G. Maroto, para preguntarle si estaba bien que yo hiciese esa serie en ese punto de mi carrera. En verdad, nunca me gustaron los programas de TV… Me dijo: “todos los intelectuales y gente del cine, mis vecinos, la gente de la calle, todos, todos, comentan la serie después que la emitan en España. Sal de la cama y ve al casting”. Estudié las páginas en un sopor febril con una coach de inglés que tenía entonces y con la que buscamos hacer un acento italiano. Dos días más tarde llamé a un taxi que entonces era difícil encontrar uno porque llovía y todo el mundo tenía coche. Tenía miedo de que me dejaran colgada así que llamé una hora y media antes. No funcionaban bien en LA los taxis, y no existían los Ubers… No tenía dinero, pero para un casting sí. Una inversión que siempre he hecho, aunque no tuviera para comer. No me atrevía a conducir, tan pocas fuerzas tenía. Al llegar al casting, vi chicas guapísimas con pinta de “europea” con caras americanas bellísimas. Me dormí, esperando mi turno. Pensé que ese casting no era para mí. Me despertó la ayudante avisándome que era mi turno. En la sala había ocho personas. Dediqué toda mi atención al productor de la serie, porque pensé que era el que podía luchar más por mí y a su punto de vista le dediqué mi texto. Una vez terminado mi texto, sin repetir una segunda vez, sin una sola indicación, me dijeron que esperara. Esperé y me dormí envuelta en mi chal de cachemir rojo que lo llevaba más que nada porque estaba temblando y pensé que me daba un aire de “europea”. Me despertó la ayudante de la directora de casting para decirme que me aprendiera tres páginas más de texto. ¡Sin mi coach!  Me encerraron en una pequeña oficina y me esforcé en recordar los trucos “italianos” en inglés. Pasé otra vez a la misma sala y el director se puso en mi punto de vista, detrás de la cámara. Di mi texto y me fui, convencida de que todo había sido una pérdida de tiempo. ¡Las chicas eran guapísimas! Al llegar a casa, tenía en mi contestador, la noticia de que me habían escogido. ¡Benditos contestadores! Así también fue cómo me avisaron de la película “Dulces Horas” de Carlos Saura, el antes y el después.

              -Has recibido numerosos premios y reconocimientos a lo largo de tu carrera. De todos ellos cuál te sorprendió recibir, al no esperar que te lo dieran y cuál te has quedado con la ganas de ganar.

              –No he recibido nunca un Goya de la Academia de cine española. Una pena. Me he sorprendido del Festival de Cognac, en Francia, por mi película “El Maestro de esgrima” porque el jurado era de lujo: Sydney Lumet, Sean Young (Blade Runner). Fue un honor para mí.

              -Cómo fue esa vida de nómada, viajando por tantos países y viviendo en diferentes casas o habitaciones de hotel, donde el trabajo y los rodajes te llenaban la mesa de encargos. Ya llegabas a tener tiempo para ti o la familia, qué nos puedes contar de esa época tan exigente sin horas para descansar.

              –Llegué a tener cuatro casas, un secretario personal, tres coches… Apartamentos en Madrid y en París, mi casa en Los Ángeles. Cogía en 1990 un avión cada semana. Me encantaba. Siempre me ha gustado viajar. Viene de familia. Mi madre escribió hace 10 años (a sus ochenta) un libro que recomiendo que se llama “Viajar es vivir” contando los viajes y aventuras de mi abuelo, un cántabro que conoció a Josephine Baker en New Orleans y en París. Me encantaba, hasta que encontré el amor. Fue para mi difícil compaginar estas dos cosas. Al final los dos decidimos hacer proyectos juntos, y hasta ahora.

              -Actualmente sigues muy activa bien trabajando para la pantalla o sobre un escenario. En qué nuevos proyectos estas embarcada y que podremos disfrutar los espectadores en cuestión de unos meses, sin que los gafemos por adelantarnos algo.

              -Mi proyecto más reciente ha sido co-escribir la obra “Minerva” con Scott Cleverdon para el Teatro Romano de Mérida.  Es una obra clásica, en el sentido que los temas que se tocan no están resueltos ni en la sociedad de hoy ni en la del siglo I D.C.  Hemos hecho un proceso de investigación que se ha extendido durante los dos últimos años y que sigue en los ensayos… Sentir que las piedras del Teatro Romano de Mérida que pisas y que tocas son las mismas ahora que entonces y sirven para lo mismo, nos sirvió para inspirarnos en hacer una reflexión sobre el legado inmortal que dejamos los hombres… En Minerva son las palabras que escribe Gaia, las piedras de los edificios que ponen en pie mi marido y mi yerno, como el Coliseo, el Puente de Alcántara, o la familia que construye Minerva, tanto la de sangre como los amigos que elige para disfrutar del viaje de la vida por un ratito juntos. Fue un gran éxito. Scott dirigió a 15 actores, tuvimos más de 9000 espectadores y todas las críticas fueron muy buenas.

Me divierte ahora exponer mis propios pensamientos, explorar sensaciones con el público. Creo que la obra está sin quererlo, dirigida a proclamar el derecho a escoger, sin prejuicios. La obra reivindica la libertad para escoger a quien amamos, qué queremos mejorar y como tratar de vivir bien la vida que nos han dado. Tanto Scott como yo nos hemos querido apoyar en personajes que fueran humanos, que cometen grandes errores, pero también aciertos en sus elecciones. Creo que el fin de toda obra no es generar modelos de conducta sino de cuestionar, de generar preguntas, de abrir la mente a otras posibilidades. Pero creo que, como autora, me ha gustado decir en el personaje de Minerva que sin amor no somos nada, y que escoger el amor como el motor del mundo te hace vivir una vida bien vivida….

Mis proyectos ahora son publicar el segundo libro de interpretación en cámara, que venimos escribiendo más de diez años con nuestra propia editorial y escribir otra obra de teatro, menos complicada, siempre para miembros de mi familia de cine, pero siempre con el tema que más me hace sentir, el amor…

              -También eres profesora de interpretación y has escrito algunos libros de ayuda, para esos jóvenes actores o actrices que quieren comenzar en la profesión. De todos esos alumnos a los que has podido dar clases, existe alguno que ya sea conocido para los lectores y de ellos, habrás aprendido algún truco a su vez.

              –Pues siempre decimos que la escuela no hace el alumno y no nos gusta promocionar nuestra escuela con los alumnos que han pasado por ella, pero ahí van algunos:

Alfonso Sánchez
José Luís García
José Manuel Seda
Lucía Hoyos
María León
Muriel Moreno
Cecilia Freire
Paco León
Xenia Sevillano
Aroa Gimeno
Alejandro Albarracín
Maggie Civantos

Como Coach de inglés o español, con

Ilker Khaleli

Javier Gutiérrez

Leonor Watling

Maxi Iglesias

Nerea Barros

Carlos Bardem

Dafne Fernández

Adrián Castiñeiras

Aitana Sánchez Gijón

José Manuel Seda

Gustavo Salmerón 

Assumpta Serna

Javier Gutiérrez

Juanjo Puigcorbé

Greg Hicks

Del año 2000 a la actualidad, aparte del curso de postgrado hemos hecho cursos en:

ESPAÑA: MADRID, SEVILLA, MÁLAGA, GRANADA, MURCIA, VITORIA, VIGO, OURENSE, ASTORGA, GIJÓN, BADAJOZ, BILBAO.

ARGENTINA: BUENOS AIRES, CORDOBA, MENDOZA, TUCUMAN, ROSARIO, LA PLATA, SAN JOSÉ,  TRELEW.

BOLIVIA: LA PAZ, SANTA CRUZ DE LA SIERRA.

COLOMBIA: BOGOTÁ.

COSTA RICA: SAN JOSÉ.

MÉXICO: GUADALAJARA.

UK: LONDON (consultores de los profesores de interpretación cinematográfica en las Conferencia anuales de la Escuelas de Teatro de Gran Bretaña:, RADA, LAMDA, CENTRAL, RCS etc)

              -Sabemos que todos los artistas tienen en mayor o menor medida, manías o supersticiones, antes de salir a un escenario. En el caso de Assumpta Serna, existe alguna que pueda ser confesable y que no te de vergüenza reconocernos.

              –Me gusta tenerlo todo ordenado y tener alguna foto u objeto que tenga que ver con la obra que tengo que representar. Me gusta mucho tener silencio y soledad antes de empezar, para estar preparada a regalar al espectador lo que creo que hago mejor: actuar.

               -A lo largo de la historia han existido numerosos momentos que han llenado las páginas del Teatro o el Cine. En el caso de Assumpta Serna, a qué momento exacto de todos ellos, quisiera haber estado presente para vivirlo en primera persona como actriz o público.

              –Me hubiera gustado vivir en la época del XVIII y XIX. Por la calma de las relaciones. Por haber vivido la revolución industrial. También me hubiera gustado ser exploradora y estar presente como reportera fotográfica en China, en Rusia, en Australia.

              -Para concluir, existe alguna pregunta que te hubiera gustado haber respondido y que no has tenido la oportunidad de hacerlo.

              –Te puedo hablar de mi familia de cine. Nuestro proyecto al que le dedico todas las horas cuando no trabajo como actriz. Hemos cambiado los edificios de la escuela por una atención personalizada El peso de los gastos no está en la estructura sino en el tiempo que dedicamos a nuestros alumnos. Estamos dando la formación como la queremos. Ser coach y acompañar a la persona es muy gratificante. Todos nuestros cursos son mezcla de tutorías online y cursos presenciales con muy pocos alumnos escogidos y que hemos ajustado su formación a sus necesidades. Estamos dando clases muy personalizadas y estamos contentos de la respuesta tan participativa que tenemos de los directos diarios que damos en cinco plataformas; Toso están en listas en nuestro canal de YouTube.

Scott y yo, en tres años, hemos logrado lo que nunca logramos siendo una escuela tradicional. Cada miembro de esta comunidad de profesionales obtiene muchos recursos comunes. Se comparten experiencias de los profesionales que nos gusta conocer (Rodrigo Cortés, Juanma Bajo Ulloa, etc que luego son asesores de proyectos de miembros de la FdC.) Entre todos hemos logrado mantener la satisfacción e ilusión por la profesión al pertenecer a una comunidad transparente de apoyo y a una red de trabajo voluntario colectivo, donde la ética y el apoyo a la persona está en el centro de todas las decisiones.

Entre la familia, se descubren nuevas áreas de interés de sus miembros (guión, producción, dirección) y se comparten recursos de gestión y promoción de los 100 profesionales de 16 países del mundo.  Gracias a la Familia, aceleramos vías de ingresos a nuestros miembros, generamos encuentros útiles al sector en Festivales de cine, como el que hemos tenido en Julio en el Festival de cine de Elche. A todos nos une la preocupación por hacer de nuestras profesiones creativas en el audiovisual un lugar más agradable y ético.

El 21 de octubre y el 6 y 10 de noviembre, en el Ateneo de Madrid, tendremos una serie de JORNADAS CINÉTICAS para la difusión de nuestro Código de buenas prácticas del actor en el audiovisual (CBPAA) en el que estamos trabajando intensamente con las Asociaciones de actores, abiertas al público donde os quiero a veros a todos los que me seguís desde hace tantos años.

Podéis ir a ver: www.familiadecine.com

También decir que agradezco a todas las personas que me siguen inspirando en la vida y a todos aquellos que queréis saber de mí, dándome la oportunidad de contar mi historia.

              Sin más, te agradezco enormemente Assumpta Serna el tiempo que me has dispensado dentro de tu apretada agenda, para responder a estas preguntas que espero hayan sido de tu agrado. Solamente como último esfuerzo, quisiera que respondieses a unas preguntas tipo test, que nos ayudaran a conocerte mejor, en lo que se refiere a gustos o preferencias en el ámbito de la cultura o a nivel personal.

              ¡Muchas gracias, Assumpta Serna! Quiero desearte todo lo mejor para los nuevos proyectos en los que te embarques en un futuro, y que sigas tan maravillosa y hermosa, como siempre has sido.

PREGUNTAS TIPO TEST:

              ¿Un personaje histórico? Marie Curie.

              ¿Una época? El siglo XIX.

              ¿Un pintor? Johannes Vermeer.

              ¿Un escultor? Auguste Rodin.

¿Un escritor? William Shakespeare.

              ¿Un poeta? Sor Juana Inés de la Cruz.

¿Un libro? “The films I Will never make” del director de cine polaco Krystoff Zanussi.

              ¿Una película?  Being there. (Bienvenido Mr.Chance). Ultima película con Peter Sellers.

¿Un director de cine, teatro o televisión? Pablo Moreno, Rodrigo Cortés, Alfredo León, Andrew Fleming.

              ¿Un actor? Paul Newman, Robert Duval, Bill Murray, Tom Hanks, Antonio de la Torre, Antonio Banderas…

              ¿Una actriz? Amy Adams, Shirley MacLaine. Katherine Hepburn, Clara Lago.

              ¿Un compositor? Bela Bartok, Craig Armstrong, Oscar Leanizbarrutia, Daniel Lipnik.

              ¿Un cantante? Marc Martel, Rozalén.

¿Un músico? Jacqueline du Pré.

              ¿Una flor? Todas las que hacen olor y no tienen espinas. La magnolia.

              ¿Un animal? La gacela, un caballo en libertad.

              ¿Una estación del año? La primavera y el verano.

¿Un lugar donde residir? Al lado del mar. ¡Ayudarme a encontrar una casa bonita y barata!

              ¿Un lugar que te gustaría visitar antes de morir? Tantos… Australia, Suráfrica, Nueva Zelanda, todas las islas del Mediterráneo.

¿Un color? Un color cálido. El granate intenso, el blanco.

Ricardo Campos Urbaneja

Ricardo Campos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
WhatsApp
FbMessenger