Options Panel



Which slider style you want to used?



Which skin color you want to used?
 


Reset


Antonio Gutierrez Moreno

Antonio Gutiérrez Moreno

PREGÓN DE FIESTAS EN HONOR DE SAN ANTONIO DE PADUA, VÉLEZ BENAUDALLA, 11 JUNIO DE 2016


Buenas noches, gracias a todos los presentes, Veleñas, Veleños y visitantes que en este día tan señalado nos acompañáis para compartir unas horas agradables con todos nosotros.
Felicidades, a las bellas reinas y damas de honor que han sido elegidas, para representarnos en estas fiestas. A las que les deseo un feliz año de reinado. Felicidades, como no, a todas las Antonias y Antonios y mi más afectuoso saludo para todos.

Amigos un pregón es un discurso elogioso en el que se anuncia al público la celebración de una festividad y se les invita a participar en ella. Hoy como veleño es para mi un gran honor poder dirigirme a todos vosotros con motivo de nuestras fiestas patronales.
No encontraré otra ocasión como esta, para cantarle a mi pueblo y a mi gente. Quiero expresar mi más sincero agradecimiento a la comisión de fiestas, a todos los miembros de la corporación municipal de nuestro Ayuntamiento y muy especialmente a nuestro alcalde Francisco Gutiérrez, por haberme invitado para dar el pregón de las fiestas.

Fiestas que celebramos en honor de nuestro santo patrón, San Antonio de Padua. Mis primeras palabras las dedico a aquellas personas que ya no están con nosotros y para aquellos otros, que como yo, un día se marcharon y no han podido volver.

Permitirme como veleño que hable un poquito de mi vida, que es la vida de otros mayores que estáis aquí, para explicarles a los más jóvenes, el pueblo que yo conocí cuando era pequeño y decirles lo que se siente cuando tienes que dejar a tu gente y el pueblo donde has nacido.
Hace 65 años que marché de aquí, entonces solo tenía 19. Me marché sin haber salido nunca de nuestro pueblo, mi mundo eran sus montañas, su río, sus campos y este trocito de cielo que vemos ahora.
Me fui sin estudios, ni diplomas y sin saber a donde iba. Como equipaje llevaba una maleta de cartón llenita de ilusiones y añoranzas y en verdad os digo, que el primer día de San Antonio que pasé lejos de aquí, lloré como nunca lo había hecho. Solo se sabe el valor de las cosas que se quieren cuando no las tenemos.
Vivir la fiesta de San Antonio, en mi niñez: era soñar despierto, era música, eran cohetes, columpios, moros y cristianos, y pantalones largos con alpargatas nuevas. Era vivir tres días flotando en el aire, teníamos tan pocas cosas que aquello era como tocar el cielo con las manos. Jamás he sido tan feliz!.
Sin tener nada, lo teníamos todo. Cuando salíamos de la escuela corríamos y jugábamos en la plaza y en las calles del pueblo, íbamos al campo, cogíamos la fruta de los árboles y nos la comíamos sin pelar.
Nos bañábamos en las balsas del río entre peces y anguilas. Esa era nuestra playa y nuestro cuarto de baño. No teníamos ordenadores, ni móviles pero teníamos ese ingenio que te da la necesidad para inventar juegos y juguetes con los que divertirnos.

De aquel Vélez, se me acumulan los recuerdos, los campos eran como jardines, tenían vida, los hombres labraban y cuidaban sus tierras con ilusión porque vivían de ella. Los que no las tenían, trabajaban de sol a sol por un mísero salario. Hombres que a donde iban, siempre dejaban muy alto el nombre de su pueblo, por su honradez y su forma de ser.

Y qué decir de aquellas madres que además de llevar el timón de la familia, ayudaban a sus maridos en las faenas del campo. Mujeres que criaron a sus hijos cuando no había, ni lavadoras ni dodotis. Mujeres que guardaban los trocitos de tela para remendar los pantalones de sus hijos, por que entonces era indecente enseñar las piernas por la calle. Mujeres sencillas. Mujeres de delantal y pañuelo negro en la cabeza. Mujeres de zapatillas con cántaros y botijos en las manos. Abuelas, madres de las madres de ahora que van a la escuela de adultos para aprender lo que nunca pudieron aprender. Madres que han transmitido sus valores a las jóvenes de hoy.
En pocas décadas todo ha cambiado. Es una gran satisfacción de ver la calidad de vida de la gente, hoy. Con los nuevos adelantos lo tienen todo dentro de casa. Nosotros vivíamos de puerta para afuera, porque fuera estaba la convivencia de cada día. En las calles siempre había gente, nos conocíamos todos, las vecinas de un barrio y otro conversaban entre ellas, -¿Donde vas María? Se preguntaban -Voy a la plaza a comprar pescado que me han dicho que la Lola la Trujillo lo tiene muy fresquito. -¿ y tu Carmen, a donde vas? Yo voy a la Cruz a comprar harina para las migas, a la tienda de Anica la Carolina.

Entonces en Vélez solo había dos coches, no había ni Tele, ni prensa, pero teníamos un cine al que íbamos con nuestra silla debajo del brazo. La entrada costaba dos pesetas, y tres pesetas la pareja. Y en el cartel ponía. Esta noche tres pesetas. Macho y Macha. Un señor al que le llamaban el Gallo, por las tardes, ponía un aparato de radio que tenía en el balcón de su casa y allí íbamos todos a escuchar radio Andorra y los discos dedicados en plena calle.
Uno de los primeros televisores del pueblo se lo trajeron a mi vecina Matilde 'la Carolina', y allí fuimos todos a ver el invento del que tanto se hablaba, ese día televisaban una corrida de toros en blanco y negro. Alguien le preguntó: Matilde ¿Qué te parece el aparato que te han traído? Y Matilde toda emocionada dijo, es increíble, yo no se como han podido meter al toro ahí dentro. Por las tardes daba gusto ver a las familias sentadas en la puerta de sus casas, y ver como a pesar de las muchas necesidades que había se ayudaban unos a otros para salir adelante.

Me siento orgulloso de ser veleño porque Vélez siempre ha sido un pueblo de puertas abiertas y mano tendida. Solidario para todo el que llega de fuera y generoso como lo demuestran los veleños cada año en el festival Misionero. Acudiendo a la cita para contribuir en ese festival benéfico con la ilusión de ayudar al que más lo necesita. Hace unos días subí al castillo y me sorprendió ver un cuadro de 'moros y cristianos' en el que yo estoy como abanderado cristiano, junto a dos de los mejores de aquella época, uno, Frasquito el Pincho y el otro, un gran hombre querido por todos, al que yo admiraba por su seriedad y su gran sentido del humor: Su nombre. Miguel Delgado, mas conocido por Miguel el Panadero. Permitirme que hoy mi recuerdo y mi aplauso sea para ellos. Como veleño siento orgullo y seguramente muchos de vosotros tan bien de haber participado en esa obra de teatro tan nuestra. Una representación que se viene realizando desde 1791 (225 años).
No me imagino un día de San Antonio, sin 'moros y cristianos', sería como tener un 'nacimiento' sin agua. Aunque llevo 65 años lejos de aquí, os diré que nunca estuve ausente.

Siempre he llevado a mi pueblo y a su gente en lo más profundo de mí. He vivido con ilusión la evolución de nuestro pueblo, se han hecho grandes cosas y quedan otras por hacer. Por mi profesión he recorrido todas las provincias y muchos de los pueblos de España. He visto pueblos muy bonitos, pero si en verdad existe un paraíso, de paz y de tranquilidad, bien seguro que lo tenemos en Vélez.

Vivir en Vélez es un privilegio, Vélez, además de otros muchos encantos, tiene la luz de Sierra Nevada, y en las noches cálidas de verano, la brisa fresca de la mar con perfume a jazmín y a galán de noche. Como joya especial de la naturaleza, Vélez tiene el Nacimiento, su iglesia, ese castillo iluminado, vigía de nuestras casas blancas y la belleza incomparable del jardín Nazarí, y sobre todo, la nobleza y sencillez de los veleños.

Un científico dijo: que si el agua que hay en todo el mundo entrara en una botella de cinco litros, el agua potable que la humanidad tiene para beber, entraría en el tapón de esa botella. Amigos se imaginan la riqueza natural que tiene nuestro pueblo, con treinta y dos manantiales, ese pantano y ese río maravilloso. ¡Qué bonito sería que Vélez a demás de ser famoso por sus roscos y pestiños, lo fuera también por sus manantiales y le llamaran el pueblo de las fuentes bonitas y no el de las chorreras! Pues con esas chorreras que caen al rio, se embellecen algunos de nuestros pueblos vecinos.

Espero que en cuanto pase la crisis que estamos viviendo ¡todo se andará! con el buen alcalde que tenemos y con la colaboración de todos se seguirán haciendo grandes cosas en nuestro pueblo para mantener la calidad de vida, para el desarrollo de la cultura, del turismo, de las asociaciones, y del potencial artístico que tienen los veleños.

Y termino: Este ha sido mi pregón y el canto a mi gente y a la tierra que un 20 de Junio me vio nacer.
Disfrutemos de nuestra fiesta con alegría y con el orgullo de ser Veleños, andaluces y españoles.
Amigas y amigos vivamos la fiesta con ilusión, sin pensar en el ayer, ni en el mañana. La vida es un sueño y solo somos dueños de nuestro actos, de nuestros sentimientos y del soplo de aire que respiramos.
Brindemos esta noche por la diversión, la solidaridad y la buena compañía. Sigamos soñando, seamos felices sin que nadie, nos diga a que altura tenemos que volar.

Y para terminar os dedico este poema:

AMIGO VELEÑO
Las fiestas de San Antonio evocan hermanamiento, disfrútalas con tu gente y echa las penas al viento.
Vélez, tiene perfume a jazmín, belleza de camafeo y un balcón en el Jardín asomado al Guadalfeo.
Pocos tienen como él esa paloma de nieve, ese cielo tan azul y ese castillo en relieve.
Vélez, es tu identidad, trátalo con sentimiento, piensa que te bautizaron con agua del Nacimiento.
Amigo, este es mi pueblo y el tuyo.
Pon en cuidarlo tu empeño, tienes que sentir orgullo cuando te llamen 'Veleño'

GRACIAS Y FELICES FIESTAS

Biografía

 Antonio Gutiérrez Moreno nació un 20 de Junio de 1932 en Vélez de Benaudalla, un bonito pueblo de la costa granadina, vive en Lleida desde hace sesenta y tres años. Esta casado, tiene cuatro hijos y cuatro nietos. Es amante de la poesía y admira a todo el que la vive.
En diciembre de 2005 publicó su primer libro "Versos de Navidad, versos de Nadal" en castellano y catalán, en el que comparte autoría con su buen amigo el poeta, escritor y catedrático de lengua catalana Francesc Pané.
Ha publicado muchos de sus poemas en varias revistas literarias, ha participado en cinco antologías poéticas, y a menudo interviene en recitales poéticos.
En Marzo de 2006 la casa de Andalucía en Lleida le concede el galardón de Ilustre Granadino.
Entre 2010 y 2017 ha recibido diversos premios nacionales de poesía: Un segundo premio en la casa de Andalucía de Benicarló en Castelló. Un primer premio en el Ayuntamiento de Moncofa en Castellón. Un primer premio en la Asociación de Jubilados de Logroño. Un segundo premio en el Ayuntamiento de Barcelona por la Federación de Entidades Culturales de Cataluña. Un primer premio en el Certamen de poesía internacional Pedro Parpal Lladó. Premio que le vale la publicación de un segundo libro que comparte con la escritora valenciana, Amparo Bonet.
Le han concedido cuatro terceros premios y barios como finalista.
En el 2011 recibió el premio Blas Infante otorgado por la Casa de Andalucía de Lleida. En noviembre de 2014 la directiva del periódico Granada Costa le concedió la medalla de oro al trabajo por la cultura.
En el 2015 el Periódico Granada Costa le publica su tercer libro como Homenaje.
El 19 de febrero de 2015 la Casa de Andalucía de Lleida le rindió un homenaje por los 25 años de colaboración con la entidad. Hace 13 años que coordina y dirige el certamen de poesía "Balcón Poético Andaluz" de dicha entidad, que lleva su nombre.
El 13 de marzo de 2015 recibe de la Asociación de "Els Armats de Lleida" la medalla de la entidad y el galardón de Gran persona de Lleida. homenaje que le llena de orgullo como andaluz.
El 12 de Marzo de 2016 el Certamen de poesía internacional ciudad de Barcelona le otorga el primer premio, premio que le vale la publicación de su cuarto libro.
El día 11 de Junio de 2016 es pregonero de la fiesta mayor de su pueblo. Vélez de Benaudalla. Granada.
En Noviembre de 2016 La Federación de casas y Centros Regionales de Lleida le hace un pequeño homenaje al trabajo y esfuerzo realizado en su Entidad
El 10 de Mayo de 2017 Fiesta mayor de Lleida el Ayuntamiento le concede la medalla de oro al merito artístico y cultural de la ciudad del SEGRE
En Marzo de 2018 del 21-22- y 23 en semana Santa sus poemas religiosos son leídos en varios recitales y en algunas de las parroquias de la ciudad de Lleida.

Libros


Homenaje a Antonio Gutierrez Moreno

Videos